La vida secreta de los polumbis

Polumbis en El Fémur de Eva de Fani Grande.
  • WhatsApp
  • Ayer llenamos de polumbis la Biblioteca de la Univertitat Jaume I de Castelló (UJI). Fue justo al mediodía, a la hora del Ángelus, que aún está flipando al ver cómo le comieron la franja horaria estos heroicos Guardianes de la Inteligencia. Los polumbis, esos organismos de estructura alótropa como el grafeno, resilientes e ingobernables, que aparecieron en el Amazonas como respuesta a las infumables Leyes de la Creación para proteger a la humanidad de La Estupidez, que es el MAL con Mayúsculas, están irrumpiendo estos días en bibliotecas, librerías, y en todos aquellos lugares dónde la gente se dedica, promueve, practica o fomenta una de las actividades más subversivas y peligrosas para el sistema que el ser humano puede llevar a cabo en estos momentos: La Lectura... ¿Tú sabías que leer va en contra de la naturaleza del cerebro?... ¿Sabías que el cerebro no está ‘configurado’ para permanecer ‘quieto’ frente a un único estímulo mucho rato?... ¿Sabías que leer es, así de entrada, un reto para tu mente?... ¿Y que la lectura estimula la actividad cerebral y que fortalece las conexiones neuronales?.... ¿Y que leyendo obligamos a nuestro cerebro a pensar, a ordenar ideas y a interrelacionar conceptos?.... ¿Y que, justo, “en este preciso instante, mientras lees este texto, el hemisferio izquierdo de tu cerebro está trabajando a alta velocidad para activar diferentes áreas”?... ¿Sabías que, según la Sociedad Española de Neurología, leer previene la degeneración cognitiva y facilita la creación de nuevas rutas neuronales y que eso aumenta extraordinariamente tus posibilidades de PPD (Pensar Pensamientos Diferentes)?  
     
    Y todo eso desde la parte biológica, que si nos atenemos a la parte emocional, nos damos de bruces con afirmaciones tan inquietantes como que la lectura cura la soledad, la depresión y el estrés. Y que favorece la empatía, el diálogo, la igualdad, y que hasta puede llegar a fomentar la ética...Y qué me dices al enterarte de qué, de ‘libro’ a ‘libre’ sólo hay una letra de diferencia... ¡¡¡¡Una sola letra para la libertad!!!!!... Tengo la habitación llena de polumbis en este momento, me han oído gritar lo de libro/libre y han aparecido en tromba, de repente, en un alto en su camino a la Feria del Libro de Valencia, donde van a pasar unos días entre libros, escritores, libreros y lectores. Ahora que los tengo cerca, compruebo hasta qué punto estuvo acertado el profesor Fernando Flores cuando definió a los “Guardianes de la Inteligencia” en base a cuatro características que nos pueden servir para identificarlos, a ellos a sus Embajadores Oficiales: La libertad, que lleva pareja la valentía, la curiosidad,  la capacidad de observación y la serenidad a la hora de interpretar la realidad. La duda, entendida cómo una actitud para cuestionar verdades establecidas y buscar respuestas nuevas. El juicio, como el razonamiento y la capacidad de diálogo y de ponerse en el lugar del otro. Y la finalidad, siempre, siempre; los verdaderos “Guardianes de la Inteligencia” (también llamados “Grandes Polumbis” por Belén Hueso), albergan una finalidad positiva que tiene en cuenta la colectividad en todas sus acciones.
     
     
    Gracias a la Biblioteca de la UJI por invitarme a compartir mi adicción a la lectura públicamente y por aceptar con tanto entusiasmo el noble encargo de convertirse, desde ayer, en Embajadores Oficiales de los Polumbis. Y gracias, también, a los bibliotecarios y bibliotecarias, que tanto contribuyen con su trabajo a que este mundo, hostil y descarnado en demasiados aspectos, sea un poco más amable. Y a ti, lector, a ti te agradezco especialmente que regreses cada viernes a leer el Fémur. Y te cuento un secreto: si estos días en la Feria del Libro, notas como una brisa suave en la mejilla, algo parecido a un beso leve, imperceptible apenas, no te asustes, son los polumbis, que se te han acercado mientras estabas eligiendo qué leer para darte la enhorabuena. Feliz Día del Libro. Y feliz lectura.  
     
     
    En la UJI, con Ester Agut, alertando sobrelos 'genocidas de polumbis' ;-)
     
     

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *