Elogio del moco verde

creativity-2398750_640
  • WhatsApp
  • "Cualquier momento del día o de la noche es bueno para decir basta y poner fin a una etapa de tu vida que hubieras deseado no vivir"
    Raimunda de Peñafort

     

    ¿Te ha pasado alguna vez que alguien te regala un comentario ofensivo, una frase malintencionada o una crítica destructiva y te quedas, literalmente, sin palabras, como si te hubiesen neutralizado con un paralizador de defensa personal? ¿Y te ha pasado que, en ese momento, no sabes qué hacer ni qué decir y sólo notas que el pulso se te acabalga y que te explota la cabeza de indignació, rabia o dolor? ¿Y te ha pasado también que, al cabo del rato, en tu casa, recuperada más o menos la calma, encuentras una batería de respuestas ajustadas y entonces sientes mucha penica por ti y por no habérsela devuelto insitu? ¿Acabas sientiéndote un guiñapeishon y pensando que no sabes defenderte? Si es que sí, no te pasa nada. Respira. Todo eso es normal, sencillamente no tienes práctica en la devolución de respuestas eficaces ante un ataque verbal. Eso es todo. Hay que entrenar para adquirir respuestas eficaces en este tipo de situaciones.

    “Me gustaría tener rapidez mental en esos momentos y poder reacionar, contestar algo ingenioso, y que no pensase que no sé qué decir... Y no sentirme débil”, es uno de los comentarios habituales en los cursos de comunicación eficaz en el entorno laboral (y personal). Cuando llegamos al temazo estrella de las relaciones tóxicas, que incluyen tooooodas las modalidades de ataques verbales en tooooodo el universo relacional, siempre nos arremangamos para sacar pico y pala y trabajar esta capacidad de respuesta para salir con un mínimo kit de ‘primeos auxilios verbales’. No es cómoda esta sensación de indefensión, no es agradable perder la calma, no es saludable alterarse, y no es bueno para ti ser la diana de quien no sale estimado y respetado de casa y busca fuera lo que no ha fomentado dentro. Se dan demasiadas bajas laborales relacionadas con este tema, por depresión, ansiedad... Darte de baja porque no sabes cómo lidiar con una persona con un nivel de delincuencia emocional no punible, pero tóxico-perjudicial, no es una buena respuesta. Jamás. Es un tema que ‘disfruto’ especialmente porque vemos en directo cómo cambia la indefensión inicial a una estrategia comunicativa que se puede empezar a implementar desde ese mismo momento. Si algo tiene este tipo de ‘maldad’, es que es previsible y repetitiva. Y gestionable, en consecuencia.

    En cualquier caso, la respuesta eficaz no será otro grito, ni otra ofensa, ni otra violencia verbal, aunque sea de baja intensidad, porque eso sólo serviría para incorporarnos a un modelo comunicativo agresivo y ser cómplices de la violencia verbal. Nos convertiríamos, sin quererlo, en persona agresora también. Como he detectado que es un tema que preocupa, he pensado hacer hoy un #BricoFémur que te sirva, a nivel usuario, para identificar y prevenir ataques verbales y practicar alguna respuesta eficaz desde ya. Luego puedes leerte el libro “Cómo defenderse de los ataques verbales”, de Barbara Berckhan, y amplias y ahondas los detalles y las mil técnicas que ofrece. Y practicar mucho, mucho, mucho, hasta que te salga ‘natural’ la respuesta eficaz. Cuando digo que hay que practicar, lo digo de verdad: para incorporar este tipo de respuestas es bueno trabajar con honestidad nuestro patrón comunicativo y detectar nuestras debilidades y fortalezas. Si sabes qué es un análisis DAFO, puedes llevártelo a lo personal y elaborarte uno analizando tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades emocionales. El resultado de ese DAFO será OEP (Oro En Paño) para establecer estrategias totalmente personalizadas.  

    Vamos a listar sólo unos cuantos ‘hipotéticos’ ataques verbales que pudiéramos o pudiésemos estar sufriendo en nuestros entornos a día de hoy para identificarlos y preparar estrategias de  actuación y respuesta:

    • - Con Franco vivíamos mejor.
    • - Los españoles necesitamos legalizar el uso de las armas.
    • - En Nueva York se permite el aborto después del nacimiento.
    • - Las mujeres tambien asesinan a los hombres y nadie las denuncia.
    • - El matrimonio entre personas del mismo sexo no es matrimonio.  
    • - Los refugiados son una plaga.
    • - La transexualidad tiene cura.
    • - Hay miles de denuncias falsas por violencia de género.
    • - Es bueno que las mujeres embarazadas sepan lo que llevan dentro.
    • - El feminismo discrimina a los hombres.
    • - Ni feminismo ni machismo, hay que ser persona.
    • - Hay terapias para reconducir a los gays.

    Vamos a buscar elementos comunes que ayuden a reconocer a la entidad agresora, descifrada una entidad, descifradas todas:

    • - Atacan por sorpresa.
    • - Buscan acaparar toda la atención.
    • - Esperan el ‘fruto’ de su ataque y la reacción descontrolada para contraatacar.
    • - Buscan la provocación.
    • - Persiguen manipular la situación tras el ‘descontrol’ provocado con su ‘ataque’.
    • - No buscan conversación, buscan confrontación.
    • - No tienen argumentos, sólo frases hechas.
    • - Sú único objetivo es alterar el sistema.
    • - Empatía 0
    • - Sentido del humor -1

    Y vemos ahora brico-consejos-respuestas (en el libro hay más) que se pueden poner en práctica antes de actuar: 

    • - Respira.
    • - Respira.
    • - Respira.
    • - Respira.
    • - No encojas la postura corporal.
    • - Aléjate físicamente, si se ha invadido tu espacio íntimo (40cm).
    • - No le hagas entrar en razón, es imposible y además no quiere.
    • - Tómate el tiempo necesario para reaccionar.
    • - Elige cuál es la respuesta que te conviene, no la que se espera que des.
    • - No justifiques el ataque, o el insulto, o la humillación. No te lo mereces. 
    • - No te impliques en las emociones de la persona que ha lanzado el ataque.
    • - No lo tomes como algo personal, no tiene nada que ver contigo.
    • - No sigas conversando ‘por educación’ cuando ha habido una agresión verbal injustificada. 
    • - Lo más importante en ese momento eres tú, no quien ha provocado el ataque verbal.
    • - Respira, recupera tu estado de antes del ataque y elige si quieres hacer o si no quieres hacer.
    • - Respira.
    • - Respira.
    • - Respira.

    Y aquí un mini-listado (en el libro hay más) de respuestas eficaces que puedes dar y que no esperará quien ha lanzado el órdago verbal. Tendrás como aliado su cerebro. Sí, el suyo. Su cerebro no permanecerá quieto ante una buena pregunta o una respuesta sorprendente que lo colapse:

    • - Respira. 
    • - Respira.
    • - Respira.
    • - Respira.
    • - Ignóra el ataque: Haz gestos señalando dos tapones de natación incrustados en tus oídos.
    • - Cambia de tema: Propon hablar sobre el precio de la trucha asalmonada.
    • - Contesta con un monosílabo: Sí?, Vaya!, No me digas, Ah, Mmmm, Guai....
    • - Suélta el primer refrán que recuerdes: “Una golondrina no hace el verano”.
    • - Di un cumplido: “Admiro profundamente tus conocimientos y sabiduria”.
    • - Desvia la atención: “¿Te gusta el queso fresco bajo en grasas?”. 
    • - Repregunta hasta el agotamiento: “A qué te refieres exactamente con que...?”
    • - Contesta algo ininteligible: “Estris miy forgendri hiy” (el Klingon es sublime aquí: clic-clic) 
    • - Muévete físicamente: Anda, baila, salta, haz el pino-puente... 
    • - Dale un abrazo (opción para cuando todas las anteriores te salgan ya sin despeinarte).

    Última sugerencia para acabar ya, que es domingo y tendrás que salir de la red. En el curso siempre recomiendo hacer uso del pensamiento creativo para que cada persona elabore su propio NRE (Neceser de Respuestas Eficaces donde meter el DAFO emocional del tercer párrafo). El pensamiento creativo #outofthebox es extraordinario y supone un vivero inacacable de posibilidades únicas y personalizadas de respuestas eficaces. Cuanto más acorde sea tu respuesta con lo que eres de verdad, con tu identidad y con tu forma de vida, mejor y más útil te será. Tira de creatividad, tenemos los dos hemisferios enteritos a nuestro servicio. Sé audaz, no tengas miedo, una persona que agrede verbalmente no espera de tí una respuesta diferente a la marcada por su previsible protocolo de actuación. Además, una buena dósis de NRE puede actuar como vacuna mental e impedir que vuelva a atacarte tras una experiencia, digamos, non grata. Me gusta cerrar esta parte del curso con una de mis respuestas eficaces preferidas, de mi cosecha, que activa de paso algo catastrófico para el ego de la persona atacante: el SDR (Sentido Del Ridículo). Antes de practicarla hay que volver a contactar con la madre de todas las comunicaciones: La respiración consciente. Así que, primero respiras. Luego trazas con tu mirada un triángulo invertido sobre la cara de la persona a neutralizar utilizando la técnica de la mirada seductora: le miras un ojo, a continuación le miras el otro y entonces bajas la vista con delicadeza hasta sus labios. Entonces sonríes y le dices: Tienes un moco verde. Y se lo señalas con el dedo, claro.

    Feliz domingo 😉

     

     

    3 responses to “Elogio del moco verde

    1. HOLA FANY , INCREIBLE ARTI C LE!!!! JO PER DESGRASIA TINC QUE SOPORTAR EL TODO VALE PERQUE ME PAGUEN. SAPS? . I NIA GENT QUE EM FICA EN RIDICUL O INTENTA VARIES COSES. PER A QUE ME CESEN EN EL CARREC. ESTE ARTICLE ME HA DONAT UNA DE LES COMPORTAMENTS QUE SERIEN FACTIBLES PER A JO PASAR DE ESTA GENTOLA QUE NO VAL LA PENA. NI CONTESTARLI , PERO QUE TE AMARGA EL DIA.
      BON DIA. UN ABRASADA.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *