Nobama Island

  • WhatsApp
  • "The fact is I really do respect the press. I recognize that the press and I have different jobs to do. My job is to be President; your job is to keep me humble. Frankly, I think I'm doing my job better". Barack Obama, at the WHCA Dinner.
    En la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca celebrada la pasada semana hubo un monologuista de excepción: el Presidente de los EEUU. Obama comenzó su intervención a ritmo de rap y agradeciendo a todos su trabajo y su presencia. Enseguida compitió con Michelle en portadas glamorosas y flequillo (telita los foto-montajes con flequillo), y se lamentó de no ser ya el ‘joven forzudo musulmán socialista’ del primer mandato. También repartió estopa a la CNN (“Admiro su compromiso por cubrir todos las partes de una historia, por si acaso una de ellas es la acertada), a la MSNBC (donde trabaja ahora David Axelrod, su ex-asesor y ex-jefe de campaña), y la Fox (se vio la foto de Satán, muy parecido a Obama). Mencionó los cien millones gastados por Sheldon Adelson en publicidad en contra suya: “Con ese dinero podría haber comprado un isla y llamarla Nobama”, comentó. Tuvo algún dardo irónico con el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, y otras figuras del partido como Ted Cruz, Michele Bachman o Rand Paul. Con quienes prometió confraternizar más en su segundo mandato haciendo uso de su ‘ofensiva amistosa’. Luego hizo broma con la ubicación de su legado, si en su lugar de nacimiento o en los EEUU como él prefería (aún hay quienes dudan que sea americano). Y hasta se puso borde con el senador Cruz cuando citó a Grouxo Marx para iniciar la parte seria de la intervención: “Senador Cruz, me refiero a Groucho Marx, no a Karl”, le soltó (y risas no enlatadas).
    En esta parte seria mostró Obama su profunda admiración y respeto por el trabajo de los periodistas, subrayando el que hacen algunos en estos momentos por contrastar datos y verificar el ‘torrente de rumores digitales’ para que las historias se cuenten como son. Hizo una mención especial al trabajo realizado por el Boston Globe durante las últimas semanas. En los veintitrés minutos que duró la intervención, se pueden contar más de 25 ‘chistes’ perfectamente hilados y matemáticamente guionizados. El monólogo iba aderezado con foto-montajes, como el mencionado del flequillo o el del rifle en Camp David. También se emitió un vídeo de Steven Spielberg ‘anunciando’ su próxima producción, en la línea de Lincoln, protagonizada 'presuntamente' por Daniel Day-Lewis sobre la vida del actual Presidente. Y así todo, muy hollywoodense… Demasiado quizás para cómo tienen el patio por allí también. La verdad es que me cuesta criticar a alguien que es capaz de reírse del tamaño de sus propias orejas. Confieso que he de hacer un esfuerzo para que el ‘charm ofensive’ de Obama no me acalle los crótalos críticos. Y digo yo, ¿qué no existirá un punto medio entre este mediático líder y el adoquín ‘plasmaó’ que tenemos en la Moncloa?... Que se me paren los pulsos si tengo que responder.

    5 responses to “Nobama Island

    1. Ser adoquín plasmao es facil, poco personal, nada empático… Antes q esto, mejor la nada.
      Cualquier ama de casa, sin cobrar, y con su montón de asesores- no sabemos por quién asesorados- le caeria mejor a la jefa alemana y, al no tener nada que perder, podría cantarle las cuarenta (en caso de precisión)
      Buenos dias y felices fémures

    2. He tenido que releer dos veces antes de sonreír. El rey pasmado tiene un digno sucesor en el plasmado de hoy. El tema es que aquel era impuesto y éste lo hemos puesto y lo dejamos hacer nosotros… Nos lo tenemos que hacer mirar.

      Gran post, aunque eso no nos sorprende por lo habitual.

      Besos

    3. He tenido que releer dos veces antes de sonreír. El rey pasmado tiene un digno sucesor en el plasmado de hoy. El tema es que aquel era impuesto y éste lo hemos puesto y lo dejamos hacer nosotros… Nos lo tenemos que hacer mirar.

      Gran post, aunque eso no nos sorprende por lo habitual.

      Besos

    4. Estupendo post, por fin he podido leerlo después de decirte en twitter que lo haría. Fani, llegados al punto en que estamos, me conformaría con que supiera gobernar. Le perdono la impericia en oratoria y la falta de sentido del humor…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *