Homo Machistaeresgensis

Escala Evolutiva
  • WhatsApp
  • Los últimos estudios sobre homínidos llevados a cabo en la Femuryale Yuniversity, la misma que descubrió en 2016 al Egosapiens Electoralensis, revelan pruebas contundentes que ponen ramas arriba la línea de la evolución humana conocida hasta ahora. Dicho estudio señala una escisión del Homo Sapiens en dos categorias evolutivas diferentes: el Homo Igualitaris y el Homo Machistaeresgensis. Según el estudio, el primero representa la evolución lógica del Homo Sapiens en la cadena evolutiva y avanza, imparable, hacia la consecución y establecimiento de la igualdad plena entre hombre y mujer. Y sobre el segundo, el Machistaeresgensis, podemos inferir, tras un exahustivo trabajo de observación de la posición de su foramen magnum y el tamaño del torus supraorbital, que nos encontramos ante una categoría menos evolucionada que el Igualitarius. El estudio desvela que el Machistaeresgensis comparte ADN al 99% con el Pan Troglodytes (que compartía con el Sapies el 98% y que se separó de la rama evolutiva de los humanos hace unos siete millones de años). Todo está muy reciente y quisiera apelar a la prudencia, pero no renuncio a compartir contigo el estudio porque podría explica algunos acontecimientos ocurridos. Y por si, de camino a las urnas hoy, te tropiezas con un Machistaeresgensis y necesitas neutralizarlo.

    Vayamos, pues, a los hechos probados del estudio. Probado es que, a diferencia del resto de Homos extinguidos durante el proceso de hominización, el Homo Machistaeresgensis ha resistido a todas las glaciaciones sexistas y ha llegando a nuestro días en plena forma y bipedestación. Se sabe también que, durante siglos, el Machistaeresgensis consiguió establecer su hábitat junto al del Homo Igualitaris, con el que estaba confundido todo este tiempo. El estudio desvela que el Machistaeresgensis se ha desgajado por completo de la rama evolutiva del Sapiens al mismo tiempo que el Igualitarius, harto de quitar los palitos que el Machistaeresgensis le ponía en la rueda evolutiva. Ha sido ahora, como apunta el estudio en la página 348, justo en el momento en que las mujeres estamos completando el angosto, largo, costoso, difícil y complicado camino hacia la plena ocupación de nuestro lugar en la historia de la humanidad A TODOS LOS NIVELES, en igualdad de condiciones y reconocimientos, DE UNA VEZ POR TODAS. El objetivo de ese desgajamiento no es otro que el de bloquear el proceso iniciado por las mujeres después de eras de desigualdad. Según el estudio, el Machistaeresgensis ha visto peligrar de manera irreversible su lugar hegemónico en la historia y ha iniciado su propia andadura, descrita como ‘etapa involutiva’ en el estudio de la Femuryale (página 666).

    Es una gran noticia, a mi juicio, que el Machistaeresgensis exhiba su pelaje en estos momentos y deje de confundirse con el Igualitarius. Por una parte, facilita que éste siga evolucionando en igualdad, respeto y empatía, como viene haciendo; y por otra, ayuda a la sociedad en la pronta identificación y denuncia de sus actos. El estudio no especifica todavía en qué rama del árbol evolutivo se asienta el Machistaeresgensis, pero explica cómo traza su estratégia para impedir que el conjunto de la sociedad consiga la plena igualdad. Se agradece, en ese sentido, el desplegable en 5D que acompaña al estudio con la descripción pormenorizada de las características y rasgos distintivos. Por ejemplo, prestando atención al lenguaje verbal se les identifica facilmente pues tienden a la incontinencia verbal: el Machistaeresgensis cree que la mujer es un ser débil, sensible, gracioso, dócil, sumiso, complaciente, portador de vida e ingnorante por completo en el mecanismo de aperturas de las puertas. Otra de las ideas que conforman su psique, muy cercana al pensamiento mágico del Cuñadismo Cretácico Tardío, es que toda mujer, sea lesbiana o hetero, está insatisfecha sexualmente y necesita un miembro viril que la guíe, centre y satisfaga. También son proclives a separar por géneros actividades tan sanas como el juego, el deporte, la música o los estudios, y tienden a decir a los niños que la danza es cosa de niñas o a las niñas que el fútbol es cosa de niños.  

    Se ha conseguido documentar el hábitat donde operan sin complejos algunos especímenes de Machistaeresgensis: los grupos de Whatsapp. Se han interceptado miles de mensajes de elevado contenido sexista con los que pretenden perpetuar el estereotipo de la mujer-objeto-sexual que tanto disfrutaban los Australopitecus del Plioceno. Se sabe que los Machistaeresgensis distribuyen a diario mensajes irrespetuodos e imágenes indignas y humillantes de mujeres, acompañadas de comentarios del estilo: “¿Chicas jugando a pelota? ¿Y quién está en la cocina preparando la cena?”.  El informe sigue adelante y hay abiertas nuevas líneas de investigación desde las que se irán aportando más datos. A la Femuryale Yuniversity se ha unido la Cátedra Interdisciplinar de Estudios de Sexismos Cotidianos, que denunciaron en 2017 a los autores del lema "Hoy follo, mañana juicio" y a los autores de los cánticos "No fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien en 2015 en unas gradas de fútbol, y me acaban de comunicar que, independientemente de quien gane las elecciones hoy, iniciarán una investigación para comprobar, si la idea de regalar un pene de silicona y un aparato depilatorio a las campeonas de squash de Asturias, se ha gestado en un grupo de WhatsApp.

    Otra de las características es la trasversalidad del Machistaeresgensis, aparecerá igual en un Consejo de Dirección, argumentando por qué las mujeres cobramos menos que los hombres por realizar el mismo trabajo; que en un Obispado postulando que Satán habita en nosotras porque somos seres malignos; o en campaña electoral, atribuyendo la fealdad a quienes luchan por la igualdad y se reconocen como feministas y proclamando la libertad de las mujeres para cortarse las uñas y el pelo prohibirles el derecho a decidir sobre sus cuerpos.  

    Lo dicho, el estudio sigue su curso y buscan más restos y pruebas de la existencia del Homo Machistaeresgensis. Si quieres participar, puedes hacerlo: denuncia sus movimientos y no mires hacia otro lado. A ver conseguimos que acaben como los dinosaurios.

    Feliz domingo.

    Feliz voto. 

     

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *