Física maña

gato-1
  • WhatsApp
  • Existe un experimento imaginario de un físico llamado Erwing Schrödinger (menos mal no salió de su mente, la idea, porque es cruel) en donde un gato vivo dentro de una caja cerrada, por un sistema complejo de un dispositivo que se activa de una determinada manera y que puedes leer en este enlace (clic), se expone a ingerir un veneno mientras unos átomos radioactivos liberados emiten partículas alfa sobre él (espero que hayas leído el enlace porque lo estoy explicando a lo tosco). Dependiendo de si hay partículas alfa o no, el gato vive, muere, o las dos cosas a la vez, siendo esa la madre del cordero del experimento: durante un tiempo indeterminado, el gato está a la vez vivo y muerto. Como es mental, no se puede verificar, el experimento. Aun así, se explica que ese estado de vivomuerto, únicamente se da mientras está cerrada la caja, porque, y ahora corto y pego para no liarte: “El observador interactúa con el sistema y lo altera, rompe la superposición de estados y el sistema se decanta por uno de sus dos estados posibles”. Y sigue: “El sentido común nos indica que el gato no puede estar vivo y muerto a la vez. Pero la mecánica cuántica dice que mientras nadie mire en el interior de la caja el gato se encuentra en una superposición de los dos estados: vivo y muerto.”
    A Schrödinger no lo tenía controlado, he llegado a él webeando sobre la teoría de los universos paralelos que tanto me fascinainquieta a la vez que pulveriza mis férreos esquemas del in situ que palpo y conozco... La posibilidad de que existan múltiples universos que, a su vez, conformen un multiuniverso que está ahí, mientras nosotros estamos aquí, intentando asimilar la física cuántica... Me he permitido quitaré el acento y rebautizarla como ‘física maña’ por lo insistentes que se ponen los físicos cuanticos (sin acento) con que hay otras vidas superponiéndose a la vez y dejándonos el cerebro del revés sólo con imaginar si... Que, a todo esto, lo único que yo anhelaba era encontrar una explicación plausible y no perecedera para las dos ruedas de molino, digo de prensa, que nos han dado esta semana en Valencia. Para la de Paco Camps del lunes, la única explicación científica y humanamente sostenible, es que ha sucedido en ‘otra realidad’. Una realidad paralela a la nuestra, una que sólo él y algunos de sus amiguitos conocen, a dónde van a jugar y a cambiarse los cromos y las sustancias que ingieren, sean lacasitos, rovellons o higos chumbos rellenos. 
    Foto de Mónica Torres 
    La de Rita Barberá sólo lo entiendo desde el schrödingerianismo más radical y contemporáneo. 79 años después del experimento imaginario del nobel Erwing Schrödinguer para ilustrar las diferencias entre interacción y medida en el campo de la mecánica cuántica (o maña), va Rita Barberá y consigue llevarlo a la práctica con un éxito arrollador y ofensivo para los físicos, que sólo lo habían imaginado. Rita Barberá ha conseguido, a la vez, simultáneamente, en el mismo espacio y tiempo, sin moverse de su eje, algo completamente extraordinario: ser senadora y no ser senadora. Es senadora porque ocupa el cargo público que le pagamos entre todos y por el que cobra más de 4000 euros al mes, y no es senadora porque no va a trabajar ni cumple con las obligaciones derivadas de su cargo. Y este ser/no-ser simultáneo, lo experimenta ella sin la necesidad de partículas alfa, ni de átomos radioactivos, y sin tener que meterse dentro de una caja... Y aún dice que está indefensa... Ella... Indefensa... Si me queréis, mandadme grapas. Del 26 ;-)

    2 responses to “Física maña

    1. En el experimento el gato es el único que podía saber si estaba vivo o muerto pero en nuestro caso, personalmente, seguimos en un inquietante estado de vivomuertos en el que nos han dejado. No sabemos, yo por lo menos, en que estado nos han dejado o si se han llevado hasta los estados. Unos maestros, oiga!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *