El polvo de tu ex

1203021537_f-1
  • WhatsApp
  • “Ocho de cada diez personas sin pareja tienen la tentación de llamar a su ex el Día de San Valentín. Los otros dos, tienen un sofá con mantita”. Anónimo tuitero.
    Acostarte con tu ex es algo así como pasar la mopa por el suelo de casa y sacudirla en la ventana un día que hace mucho viento. De momento, podrías afirmar que te has quitado el polvo de encima; sin embargo, cuanto la sacudes, se te vuelve a meter todo el polvo para adentro. Que tú, alma de cántaro, vas y dices: bueeeeeno, no paaaasa naaaada, sólo es un poco de polvillo. Pero en el fondo de tu sentido de la limpieza eficaz, sabes que acabas de cometer un error para lo que viene siendo tu higiene doméstica. Y para ti, en última instancia, porque lo único que has hecho ha sido cambiar de sitio la suciedad debido a un simple proceso que tú mismo has provocado y que podías haberte evitado si hubieses estado mejor informado sobre la climatología. ¿Qué tenemos pues?... El polvo estaba en el suelo, luego estaba en la mopa, por unos breves instantes ha flotado en el aire y, finalmente, ha regresado al suelo. Con lo que vuelves a tenerlo esparcido por todas las superficies pues la ventolera ha provocado que esos millones de partículas de polvo se hayan depositado de nuevo por los rincones más recónditos de tu casa. Todo por no tener en cuenta la interacción de algo tan predecible como una mopa, con un elemento tan voluble cómo la climatología.
    Con tu ex, igual... Tú, alma de cántaro, vas y dices, bueeeno, no paaasa naaada... Es sólo un polvillo. Un polvillo... Aislado... Un polvillo aislado... Sólo es eso... Y crees que lo tienes controlado, el polvillo. Ubicado. Racionalizado. Pero si recapacitas... Tu ex, primero estaba en su casa, luego estaba en la tuya, por unos instantes ha flotado en el aire contigo, y, finalmente, ha vuelto a su casa... Y vuelves a tener su recuerdo esparcido por los rincones más recónditos de tu cerebro, justo cuando ya te habías sacudido su recuerdo... Millones de partículas se te han vuelto a colar para adentro, partículas emocionales que se han depositado por la superficie reluciente de lo que fue. Y en el fondo de tus carnes abiertas notas que acabas de cometer un gran error para tu higiene mental. Y por lo mismo: por no estar informado sobre la climatología emocional, y exponer tus emociones al aire. Moraleja: si sopla fuerte el viento y es el Día de los Enamorados, no tienes que pasar la mopa bajo ningún concepto. Mucho mejor te pierdes en una librería, en un cine o en el sofá de un buen amigo, de esos que tienen mantita.

    8 responses to “El polvo de tu ex

    1. En guión cinematográfico se llamaría "atrapado en el bucle" y es consecuencia de las cadenas que nos atan a la historia. Que difícil es ser dueño de tu propio destino y despojarnos de celdas aprendidas. No son los ex, son los polvos que llevamos siempre encima…

    2. Molt bó, com sempre.
      Que fem, passem la mopa o no ?

      de totes formes el que és voluble és la meteorologia, no la climatologia.
      La climatologia és més bé una relació a llarg termini , amb els seus amunt i avall. Mentre que la meteorologia és més bé eixos calentons o baixos de cada dia o setmana.
      Cal diferenciar bé meteo de clima, o estem perduts en la vida i en la meteo.
      Una abraçada.

    3. Querida, las 'quedadas' quedan aparcadas para largo en lo que a mí respecta. Estoy accidentada desde la madrugada del 12 al 13 feb. Fractura de tibia y peroné.
      Jodida, schock, cambio brusco de vida…
      En proceso de ir acomodando mi tête a la nueva situación. He de conseguirlo para evitar una depre.
      Besetes ))

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *