Come, lee, ama

Cartel-Fira
  • WhatsApp
  • No sé tú, a mí me encanta que me ‘receten’ libros. Sobre todo para esos días en que los abro “como quien abre la caja de ansiolíticos con la certeza de que cederá la angustia”, o lo que sea que esté necesitando que ceda. En esos días, lo más indicado es acudir al Librer@ de Cabecera (en adelante: LdC), ese profesional que todo ‘ser leyente’ debiera tener anotado junto al médico en la tarjeta sanitaria. Tú te vas al LdC y a la segunda o tercera palabrita que has cruzado ya te ha adivinado el género que le está haciendo falta a tu metabolismo. “Tienes alguno que...?”... Pam, antes de terminar, ya tienes en la saca qué llevarte a la vena. “Es que, no sé qué regalarle, que esta un poco asíasá...” Pam, envuelto para regalo te lo estás llevando por la puerta ya. “Mira, que tengo en casa una cena de filósofos existencialistas de la escuela agnóstica y no tengo mucha idea de eso-qué-es...”. Da unos minutos a tu LdC y te hará un update bibliográfico que tus invitados podrán comer en tu propio fregadero filosófico de lo reluciente que vas a tener el background...
    Por algo será que quince de cada diez lectores recomienden visitar al LdC ante cualquier carencia. Sí, sí, ya sé que también se puede hacer un google, o hablar con Siri, pero eso es como tomar unos vinos con queso de romero recién cortado por Skype. Sólo es recomendable en caso de extrema distancia física.
    Para subsanar la distancia física que te separa de los libreros de la Feria del Libro de Valencia, he ido estos días en peregrinación, caseta por caseta, pidiendo ‘recetas’ que compartir contigo. El listado que sigue no tiene nada que ver con los más vendidos, ni los más populares, sino con ‘los más disfrutados’ por los libreros y editores. Por una vez, quería saber qué leen ellos, cual era su ‘receta’... Ha sido interesantísimo. Al elaborarlo he comprobado que detrás de alguna recomendación había un historia entre el librero y el libro que ha es un estímulo narrativo, que imagino saldrá por cualquier post. Por eso quiero aprovechar y agradecer la complicidad con la que han colaborado, y la generosidad con la que han respondido a mis preguntas. Y postrarme en dos, un día más, ante la Diosa de La Literatura, ante quien nunca nos genuflexionaremos lo suficiente los ‘crónicos’ de realidad. Feliz lectura.
    Auto-estima, de Pat Palmer y Melissa Alberti
    Pepe Pascual, Librería de Psicología La Pau (Valencia)
    The invention of Hugo Cabret, de Brian Selznick
    Fran Renart, English Wooks (València)
    Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea,
de Annable Pitcher
    Nely, Librería Soriano (València)

    Ha vuelto, de Timut Vermes
    Oscar Campos, Librería Viridiana (Valencia)
    Hechizo total, de Simon Hanselmann
    José, Librería Futurama (Valencia)
    La Librería Encantada, Cristopher Morley
    Maties Amor, de Librería Ideas (Valencia)
    Cuentos por correo, de Raquel Díaz Reguera
    Francis, de Librería Railowsky (València)

    Colors, de Jordi Ninot
    Lola Aguilar, Librería Dylar (Borriana)
    La estrella distante, Roberto Bolaño
    Teresa Valentín, Suslibros.com
    La ciutat de les flors, de Albert Hernàndez
    Lluïsa Ortega, L’Esplai Llibres (L’Alcúdia)

    Lliure com un taxi, Juanvi Mena
    Francsc Ferrer, Llibreria Denes (Paiporta)
    Los que llegan por la noche, Vicente Marco
    José Ramón Alarcón, Editor Versos y Trazos (Valencia)
    El elefante que quería ser hormiga, de Emilio Calderón y Mari Luz Bravo
    Agustín Larraz, Librería El Cresol (València) La vida era eso, de Carmen Amoraga Eva Vázquez, de La Moixeranga (Paiporta)
    La casa de Hojas, de Mark Z. Danielewski
    David Marote, La Traca (Valencia)

    La rossa dels ulls negres, de Benjamin Black
    Josep Moreno, Editorial Bromera
    El libro de los portales, Laura Gallego
    Estefanía Domingo, Librería Rei En Jaume (Raferbunyol)
    Flashbacks, Francesc Aledón Vicente
    Rafel Arnal, Llibrería L’Eixam (Tavernes Blanques)
    100 canciones de adultos para oír con niños, de Susana Monteagudo
    Elisa Matallín, Bibliomanía (Valencia)
    Cróniques des de l’infern, Manel Aloso i Català
    Enric Sanç, Llibreria Onada Edicions (Benicarló)

    Espejismos, de Hug Howey
    Gustavo Esteve, de Espacio Lector Nobel Valencia (València)

    Crímenes, de Ferdinand von Schirach
    Vicent Ferragut, Llibrería Tirant lo Blanch (Valencia)
    Legado en los huesos, Dolores Redondo
    Sara Sánchez, Llibrería Trenta-cinc formiguetes (Alzira)
    Alguién dice tu nombre, Luis García Montero
    Maite Simon, Llibrería de la Universitat de València
    Viena en la Arquitectura Modernista de Valencia, de María Mestre Martí
    Javier Navarro, Editorial Universidad Politécnica
    Tratado de plantas medicinales. Tractatus de Herbis. Códice Sloane 4016
    José Carlos, Editorial Moleiro
    Literatura tradicional negroafricana, José Luís Cortés López
    Antonio Calvera, Editorial Mundo Negro 
    Los últimos aviadores de la República, Carmen Calvo Jung
    Fernando Gómez, Librería del Ministerio de Defensa (Valencia)
    Reflejos del Eden, Biruté M. F. Galdikas
    Heide, Librería Sidecar
    Descubriendo un nuevo mundo, de Samy S. Lynn
    Agustín Zacarés, Somnis en Paper (El Cabanyal, València)
    En la orilla, de Rafael Chirbes,
    Miguel, de Librería Primado (València)
    Julia Carrillo, de Librería El Puerto (Sagunto)
    Aprendiendo de los mejores, Francisco Alcalde

    La recomendación de Librería Auralia
    El sanador de caballos, Gonzalo Giner
    Maite Parra, Librería Seguí (Valencia)
    Tal vez si me miraras como miraban a la Garbo, de Amparo P. Lleixà
    Rosa Sanmartín, de Biblio-café
    La María no te por, Francesc Girsbert, Dani Miquel
    Laura Paredes, Librería Samaruc
    Lo que no vio Caperucita, de Mar Ferrero
    Barbara Michaud, Librería Leolo
    Limónov, Emmanuele Carrère
    Toño Fernádez, Casa del Libro (Valencia)
    El Evangelio secreto de la Virgen María, Santiago Martín
    Mariví, de Librería Paulinas (València)

    La sociedad del cansancio, ByungChul Han
    Verónica Lagos, Librería Leo (Valencia)
    Rutas con niños en la Comunidad Valenciana, Noel Arrazi y Águeda Monfort
    Josep Alonso, Librería Patagonía (Valencia)
    Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro
    Julio García, Morcillo Libros (Paiporta)
    ¿Y si Einstein estuviera equivocado?, Brian Clegg
    Valentí Trilles, LLibrería Bernat Fenollar (Valencia)
    U, de ultimatum, Sue Grafton
    Gemma Beguer, Llibrería Botafocs (Torrent)
    Sempre t’estimaré, Robert Munsch
    Arantxa Jansen, Librería Inter Técnica (Valencia)
    La cinquena planta, de Manuel Baixauli
    Eva Gisbert, llibrería Tres i Quatre (Valencia)
    (Si quieres recibir el listado en PDF, envía un correo a: elfemurdeeva@yahoo.es)

    6 responses to “Come, lee, ama

    1. Buenas recetas, Fani. Te añado una que no veo y que compartió conmigo Valdeska hace unos años. Le pregunté por su libro favorito, me lo dijo, lo compré, lo leí y me sobrecogió: Diario de un navegante, de Gabriel García Márquez. Absolutamente recomendable. Corto pero intenso. Y recuerdo otra recomendación q pillé al vuelo en la radio y que tb asumí. Alfonso Guerra, entre sus lecturas, de un verano había incluído La Cartuja de Parma. Precioso. Muy de verano. Pausado, cálido, romántico. Bueno, a seguir con la Feria del Libro.

    2. Para los que se atrevan a apostar por los autores noveles: Los 7 pecados capitales. Colección de 101 relatos cortos sobre cada uno de los pecados. Porque la calidad de un libro va al margen de su publicidad.
      Por cierto, la editorial(grupo defoto)destinará el 25% de los beneficios de su venta a GENEFA.

    3. "Estrella Distante" me pareció infumable, aviso, y eso que otras obras de Bolaño me han gustado mucho. Para mí Bolaño es "Los Detectives Salvajes" y algunas otras cosas, pero esa obra primeriza tiene algunos errores garrafales que la hacen hasta absurda, a pesar de un arranque al más alto nivel (que parece una prefiguración de "Los Detectives"). Gracias por la recomendación. Como veo, hay de todo.

    4. Hola Eva y contertulios,
      Creo que el post acierta al indicarnos que la prescripción próxima y personal tiene un valor. En un mundo plagado de algoritmos del gusto, de "minería de sentimientos" y de redes sociales que registran cada click para saber qué recomendarnos quizás estamos olvidando el valor de las personas, de ese librero de cabecera, del que habla Fani en el post.

      No obstante, creo que estos profesionales deben ponerse al día también para llegar a allá donde la gente está y no esperar en la librería sin hacer nada hasta que tengan que cerrar…como ha pasado sin ir más lejos en la librería de Valencia capital "Bibliocafé" donde estuvimos haciendo una charla dos semanas antes de que cerraran.

      Por todos estos motivos, esfuerzos de "personas conectoras" como Fani son necesarios para que los nuevos lectores y los libreros de siempre mantengan sus lazos y no se pierda la buena literatura leída, comentada y recomendada por las personas. ¡Un saludo a todos y #forzalibrerías!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *