Camino a San Olaf

  • WhatsApp
  • Que Rajoy no compareció por voluntad propia en el Congreso lo saben hasta los polumbis del Amazonas. Tampoco fue por miedito a la moción de censura del PSOE, ni por los titulares de Pedro J. Fue por San Olaf. Y por la Vieja Hinkenlooper. ¿Cómo es la cosa?... Resulta que, en un último intento desesperado de Mariano por no comparecer, encargó una misión secreta a dos de sus ministras más valoradas: Mato & Báñez (en adelante Pelé y Melé). El objetivo de la misión mariana era conseguir un ventrílocuo para el Presidente, ante la imposibilidad manifiesta de éste para pronunciar la palabra Bárcenas sin sonorizar la s final, algo que lo convierte en diana de ironías y Trending Topic en Twitter. Como sabemos, Bárcenas era justamente el punto negro de la comparecencia alredor del cual Mariano Rajoy pensaba bambar sin tropezar demasiado; así que había que inventar algo (ya no había eufemismo posible: ex tesorero o ex senador aún tenían más eses). La solución adoptada fue que el Presidente acudiera al Parlamento a no hablar; algo habitual desde que Rajoy perdiese su propia voz tras ganar las elecciones y comenzase a hablar por su boca, ora el Eurogrupo, ora Angela Merkel, ora cualquier fáctico coyuntural. Que fue lo que dicen que dijo que le originó su intolerancia a los directos. Pero, va, sigamos, que la especulación es titular para hoy y hambre informativa para mañana. 
    La cuestión es que, Pelé y Melé tenían encomendada quizás la misión mariana más delicada de la legislatura: buscar la voz de su amo para que éste subiese al estrado a mover los labios como el Pato Nicol sin tener que salir de su zona de confort político. El caso es que yendo de camino donde Jose Luís Moreno, una vez descartado Marhuenda (que suplicó ser la voz de Rajoy hasta la dádiva), quisieron echarse una rezadita pues no habían salido rezadas de casa como Dior manda. Ya iban a hincarse de rodillas junto a una zarza ardiendo cuando vieron una señal: San Olaf, 100 km. Bueno, bueno, bue-nooo… No estaban tan super-contentas desde su último alisado de pelo. Se encaminaro a San Olaf con toda la ilusión del Opus, digo, del mundo, a rezar a un santo más lejano, más milagroso y con más glamúsh (así lo dijo Fátima mientras abrochó el camisero de Mato hasta la tiroides). Llegaron justo cuando los sanolafeños estaban leyendo, cada uno a su bola, en la explanada frente al agujero negro mientras transcurría la tarde como transcurren las tardes allí: serenas de enmarcar. Y allá que llegaron Pelé y Melé con que si ahora se van a creer las ‘bollos’ esas que tienen igual derecho a tener hijos que las demás, decía la una. Y con que si a la vuelta a Madrid mandamos a hacer unas L de Lesbianas y unas M de Monoparentales para que vayan marcadas y podamos etiquetarlas a primera vista.
    Fue escucharlas graznar y salirles la Vieja Hickenlooper al encuentro haciendo el pino-puente... Ei, espera, que aún no te he dicho que la Vieja Hinkenlooper había nacido sin músculos para sonreír, y que llevaba media vida acomplejada porque todo el mundo creía que era una malhumorada, y que cuando Rose Nylund visitó el pueblo un verano con las Chicas de Oro, le enseño que fruncir el ceño era como sonreír al revés, y que si hacía el pino puente cuando se cruzaba con alguien estaría sonriendo a su manera... Pues eso. La Vieja Hinkenlooper, que se las caló enseguida, las llevó frente al agujero negro y les dijo que allí dentro estaba San Olaf. Y alla que oraron un buen rato con devoción hasta que se fueron a ver a Ingmar Von Bergen, el ventrílocuo oficial. Ingmar les dijo que marcharan tranquilas, que él daría voz a Rajoy. Dijo que le pondría una voz creíble, convincente, elocuente, respetuosa con los adversarios políticos y empática en el turno de réplica. Y se fueron tranquilas. El resultado se vio ayer en directo en el Senado. Sencillamente espectacular, estuvo Mariano... Nos lo creímos todo, todo. 
    (El Fémur descansa hasta Septiembre... Te dejo el email por si te apetece enviarme sugerencias sobre contenidos, ideas, críticas... O sobre algo que creas que falta o que pueda mejorar en tu opinión. Mil gracias. Un beso. elfemurdeeva@yahoo.es)

    18 responses to “Camino a San Olaf

    1. Se me terminan los adjetivos contigo, Fani. Tienes un gran talento que nunca deja de sorprender. Envidio tu capacidad para el sarcasmo y la fina ironía. Me descubro ante ti, maestra. Y aprendo de tu lectura. Cada día. Felices vacaciones, guapa. Un beso.

      1. Gracias, Javier, sarcasmo e ironía, son mis dos animales de compañia… Ups, que pareado más malo… Va, lo dejo… Pa'l escarnio público ;-)) Un BESAZO así de GRANDE!!! Que descanses tú también, si puede ser.

    2. Siento que te vayas de vacaciones, pero te vigilaré. No olvides que estaremos esperando tu ventana con ganas siempre de aprender. Mariano, prepárate que sufrirás.
      Un abrazo desde esta aldea gallega, que para mi dicha a veces tiene cobertura.

    3. Yo ya me imaginaba que este Fémur de Eva iba a ser digno de leer jejeje
      Y sé cómo te diste cuenta de que no era Rajoy y tiraste de contactos para conocer las aventuras y desventuras de Pelé y Melé. Primero, porque no era una pantalla plana, raro, raro, raro… y segundo, por esa coletilla tan original y Rajoniana: fin de la cita; que seguramente estaba leyendo el pobre Ingmar Von Bergen en una simulación en diferido, en forma efectivamente de simulación.

      P.D Por cierto, apasionante la historia de la Vieja Hickenlooper, creo que Niano Niano Rajoy debería tomar buena nota http://24.media.tumblr.com/7a625115615c08fbe8ebe8855586165c/tumblr_mqufkanYSq1qb6cnho1_500.png

      Felices vacaciones!

    4. ¡¡¡Buenísimo!!! Me he reído un rato y eso que no vi qué tal salió a escena el susodicho; porque justo en ese momento mi sobrino de año y medio decidió que era mejor escuchar los villancicos del "Cantajuegos".
      Feliz verano. Hasta septiembre.

      1. ues de eso se trata, de echarse unas risas, que las lágrimas de rabia ya nos la sacan estos mendas a diario. Un abrazo y, ya sabes: gracias!!! Y a tu sobrino un beso, que ya apunta buen criterio 🙂

    5. Bonissimes vacances. Un mes de descans pels polumbis. Que quasi tots, en eixir de la feina de fer-li palmes al q parlava en cada moment, amb la maleta de marca amb rodetes, se'n van anar, d'unes vacances diferents per a ells (q estan de vacances tot l'any) deixant-nos amb els problemes de cadascú de nosaltres… Però este mes no enredraran
      Passa-ho bé, xula… I torna amb eixe sentit de l'humor tan intel.ligent q ens fa gaudir cada divendres

    6. Aquí quedaremos, huérfanos de Fémur durante un mes, los ciudadanos de San Olaf. Ruego a la alcaldesa que nos autorice -si por fortuna por aquí vinieran- que podamos sin remisión arrojar al agujero a Pelé, a Melé, a Sor Aya, A Mariano y culesquiera otras criaturas que con tanto ahínco (por el x te la hinco) nos estafan a diario.

      Como siempre, quedo de usted s.s.s.q.e.s.m.
      Poneme, che, a los pies de su pareja.

      Feliz verano, y que te puedas olvidar de Mariano.

    7. Las ausencias magnifican las ganas. Espero que revienten de ganas los que te han ausentado obligadamente. A nosotros no nos abandones y nos dejes sin Femur. Felices y refrescantes vacaciones.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *