El Tuppergate

  • WhatsApp
  • Verano de 1972, Washington D.C, cinco hombres del Partido Republicano del Comité de Reeleción del Presidente Nixon entran en la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata con la idea de intervenir las comunicaciones, iniciando el llamado caso Watergate. Verano de 2012, España, un número indeterminado de President@s de comunidades autónomas del Gobierno de Rajoy entran en sus respectivas sedes de Gobierno para intervenir la alimentación de l@s escolares, dando inicio al caso Tuppergate. Ambos tienen el mismo objetivo: ganar las elecciones ejercerciendo el control, en el primer caso sobre lo que se dice y en el segundo con lo que se come. Nixon y su equipo conspiraron durante mucho tiempo para que los americanos no supiesen la verdad, hasta que La Verdad se los llevó por delante. El Tuppergate intentarán colárselo a la opinión pública por el mismo orificio que están embutiéndole todo: el de la crisis económica, y ve a saber qué les espera en su final… Esto de intervenir en la alimentación de toda una generación de futuros votantes obedece a un plan minuciosamente elaborado para llevar hasta los últimos extremos el control que pretenden ejercer sobre la ciudadanía, a la que, decreto a decreto, van deshilachando de derechos básicos como la sanidad y la educación igualitaria y gratuita. Se ve que ahora que tienen todo el poder, han hecho un esfuerzo ontológico, han tirado de máximas y han elegido esa que dice: “somos lo que comemos”. De ahí que quieran alimentar a los españoles desde pequeñitos con sus propios criterios para que les sirvan mejor en un futuro, no pase como esta última remesa de “Quince-Emeros” que les ofrecen demasiada resistencia.
    El control llega al extremo en algunas comunidades de elaborar listas de los alimentos pertinentes, dejando fuera del tupper todo lo referido a sopas de ajo o fideos, y arroces caldosos de pescado o pollo. Que lees el ‘prospecto’ y llegas a la conclusión de que el ideólogo del documento tiene la misma confianza en la capacidad de las madres y padres de este país que Artur Más en el Gobierno Central. En la Comunidad Valenciana, donde somos modelo exportable, y referente, de rigor, eficacia y fairplay político, están trabajando en ello todavía, pero ardo en deseos de leer la “Guía del Tupper” y ver qué idea llevan para aleccionar, digo, alimentar a los valencian@s del futuro. Puede que existan más teorías para destripar el qué y el cómo del Tuppergate, pero seguro que están peor alicatadas que ésta. Lanzo una que goza de la misma y excelsa base documental que la expuesta: la especulativa… Que todo esto se haya puesto en marcha para favorecer a un cuñado, amante, sobrina u emprendedor afecto al régimen que será el proveedor oficial a partir del curso 2014-15, cuando ya el tupper forme parte del M.E.O. (Material Escolar Obligatorio) y se pueda cambiar por corticoles. Pero, bueno, esto ya sería hilar muy fino, y tampoco es eso. O sí.
    Qué habrá desayunado este artista? :-)))  Canción de los Derechos Universales :-))   Asín no :-(

    3 responses to “El Tuppergate

    1. Al fin y al cabo parece que eso de "aquí no pintamos nada" acaba por ser cierto… Siempre habrá un pez gordo que se comerá al más pequeño, y que a su vez será deborado por otro u otros que se pelearán por cada trocito. Nosotros somos el pláncton en medio de todo esto. Reflexión: indefensos/vulnerables… Pero también los más indispensables de todos.
      Que se coman sus tuppers ellos, a ver cuándo nos da por comérnoslos a todos (que poder podemos; y hambre tenemos).

    2. Yo voy mas lejos , no estará todo planeado para que se consuman productos preperados (paella , fabadas, sopas, ……), precocinadas y expuestas en las estanterías de las grandes superficies , dejando al pequeño comercio fuera de juego mas de lo que esta ? Tendrá razón Saramago en su libro La Caberna?

    3. "…Esto de intervenir en la alimentación de toda una generación de futuros votantes obedece a un plan minuciosamente elaborado para llevar hasta los últimos extremos el control que pretenden ejercer sobre la ciudadanía,"

      Casi seguro que inyectaran substancias que nos transformara en votantes descerebrados carentes de criterio, criterio, criterio, criterio (System Fail)………

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *