¿Y tú qué ves?

  • WhatsApp
  • “Un hombre es lo que ha visto”, Ricardo Menéndez Salmón, La luz es más antigua que el amor
    La fascinación del pintor Mark Rothko por las formas rectangulares, cuenta Menéndez Salmón en su novela que podría tener una explicación en el larguísimo viaje en ferrocarril que el pintor realizó a los diez años cuando atravesó los Estados Unidos para reencontrarse con su familia en Oregón, que había emigrado desde Rusia. Cabe la posibilidad de que, sin conocer el idioma y sólo en el vagón, su mirada se perdiese la mayor parte del tiempo a través de la ventana, puede que en ese continuo pasar de imágenes a través del rectángulo... ”Sólo aquella prolongada visión del paisaje podía tener algún sentido”... “Sólo la inmutable, innegociable, indestructible horizontalidad del paisaje trazado ante sus ojos, como una promesa, o una fatalidad”... Como señala el escritor, siempre dentro de la suposición “razonable” sobre la vida de uno de los pintores más originales y magnéticos visualmente que han existido (para mí). Releyendo La luz es más antigua que el amor, me atrapa poderoso el recuerdo de los hipnóticos rectángulos de colores con la misma intensidad que la mañana que descubrí a Rothko en el Whiney Museum of American Art de Nueva York. No era capaz de alejarme de los lienzos, algo que me sucede cada vez frente a los que hay en el Reina Sofía y en el Thyssen. Y no sé cómo también se me viene a la cabeza el Rex Tremendae del Requiem ahora... Lo escucho mientras escribo, aunque confieso que acudo al Requiem de Mozart como a los antibióticos: en contadas ocasiones y sabiendo que el alivio me dejará temblando.
    Volviendo a la afirmación inicial de que las personas son lo que han visto, no puedo evitar repasar mis entornos existenciales por ver en qué medida me han determinado para estar aquí escribiendo y no prevaricando por alguna administración pública. Pero, sin quererlo, la reflexión se traslada a la actualidad. ¿Qué ha visto un tipo como Iñaki Urdangarín para poder resumir su estulticia en la frase: “la temporada de caza es una locura” y no perecer in situ de un ataque de esnobismo mortis al enviar el email... O el Rey, ¿qué habrá visto a lo largo de su vida para llegar a la edad más respetable asistiendo a su descrédito cada vez que los informativos incluyen la frase “la amiga del Rey” en sus noticias?... Mucho más insondables parecen los paisajes y decorados vistos por la Infanta Cristina, pero deben de haberla impactado hasta el punto de dejarla muda y sorda ante la realidad del caso Nòos. ¿Y cómo habrá sido lo contemplado por Ana Mato en su matrimonio que la obligaba a mirar hacia otro lado?... ¿Y Bárcenas?...¿Qué habrá visto dentro del partido para ir tan sobraó y haciendo peinetas como si fuese Justin Bieber?... Uff, que agobio me está entrando de tanto paisaje oscuro, me vuelvo a los colores de Rothko, de donde no tendría que haber salido. ¡Buen fin de semana!

    9 responses to “¿Y tú qué ves?

    1. Què han vist o q no han vist.
      Ja saps la meua teoria del poder del silló ( no del present sinò del q els espera després en els consells d'administració de les empreses privades)
      Ja saps la meua teoria de q són aliens.
      Afortunadament nosaltres sóm molts més q pensem còm tú i tú tens la facilitat d'expressar-ho.
      Gràcies, Fani, per aglutinar al voltant del teu verbo als q no tenim tanta falicitat d'ajuntar paraules i q ixquen pensaments tan lúcids.

    2. BRILLANTE CORAZON, TU SIEMPRE BRILLANTE……..Y POR ELLO SERAS POR SIEMPRE "LA REINA DE LAS PALABRAS"…..POR LO TANTO UNA VEZ MAS DESLUMBRADORA "REINA DE LAS PALABRAS".

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *