Vacas, cerdos, guerras y webs

  • WhatsApp
  • Estoy aprendiendo a girar la ‘bola de energía’ del Tai Chi... Tiene telita, la bola. Empiezas por separar los brazos del tronco a la altura de tus hombros, sin tensarlos, y vas girándolos como al volante, sintiendo como se forma un balón de energía que no ves pero que dicen que está. Durante todo este proceso es recomendable permanecer muy consciente del movimiento de manos y de la energía que estás ‘transportando’ de un lado a otro, todo muy flow... Aggg, y yo que soy lo peor para algunas lentitudes... Un día sufrí un ataque de ansiedad en medio de una clase de yoga. - ¿Haciendo yoga te dio ansiedad? - Sí, hija, sí. En medio del Saludo al Sol. Casi fenezco. Ahí dejé los 'deportes' lentos. Ahora he (re)encontrado el Tai Chí, y como hay tutoriales gratis me estoy ilusionando, pero... ¿Tú te has concentrado en la bola de energía?... Yo tampoco. Al cabo de veinte minutos, y ya con rampas en los gemelos de andar un pasito pa’lante otro pa’trás, con los hombros a punto de nieve del dolor (la ‘bola’ pesa cada vez más), me vi de refilón en un cristal y ya me dio... Me vi como un escarabajo pelotero, con su bolica de estiércol y todo, y ya ni Tai Chi ni Tai Cha. Entré en barrena. Estiércol, pensé... ¿A dónde me conduce esto ahora?... - Incorpóralo a la acción como te decía Juan Mandli - “Todo lo que encuentres, incorpóralo, todo sirve para construir el personaje y contar la historia”, me decía mi querido profesor.
    Estiércol, boñiga, vaca, vaca sagrada... India... Hace mil años leí en Vacas, cerdos, guerras y brujas que una familia podía vivir en la India gracias a las boñigas de una vaca. Explicaba el antropólogo que, por muy famélico y viejo que esté el animal, sigue produciendo heces que se usan/venden como fertilizante, combustible, o mezcladas con agua para adobe en los suelos o paredes de las casas. Con esa idea en la cabeza, intento mentalmente homologar la categoría profesional ‘recogedor de boñiga de vaca sagrada’ al catálogo profesional español y lo más parecido que encuentro así de pronto es la de asesor político... ¿No van de alguna manera por ahí pendientes de sus ‘vacas sagradas’ y recogiendo y guardando todo lo que sale de sus ‘cuerpos políticos’ para hacer un mejor uso de ello?... - Va, va, va, no seas así, que te has pasado con la extrapolación - Ay, ya me conoces. - Va, va, va, dale más a la bola -. Lo cierto es que lo descrito sobre las vacas sagradas en el libro de Marvin Harris podría interpretarse en algunos ámbitos como un ejemplo de búsqueda de auto empleo en situación extrema, y de aprovechamiento máximo de recursos mínimos. Seguro que un recogedor de boñiga de vaca de la India sería denominado en España como emprendedor...
    ¡¡¡No está recogiendo estiércol, está transformando una situación adversa en la oportunidad de descubrir su potencial!!! Bramarían algunos. Emprendedor es la ‘It word’ ahora mismo. En Valencia, sin ir más lejos, es la estrella de las webs. Tenemos el Portal del Emprendedor de la Generalitat Valenciana, el Emprenem junts dónde también colabora la Generalitat Valenciana, y que celebra el Día de la Persona Emprendedora y todo (en otra web). Y está la web de Emprendedores del Ayuntamiento de Valencia, y la Emprenjove del IVAJ. Y en la Diputación, web para ayuntamientos emprendedores, con Foro en breve, y ponentes (que van, comen, se alojan...) y equipos de trabajo (como todas las anteriores). Hay más... Si buscas en tu ciudad, te sorprenderás del número de empresas, públicas, o en colaboración con empresas públicas, dedicadas al tema de la “emprendeduría” (habrá que ir ampliando el campo semántico). Vale que tengamos que reinventarnos, pero resulta excesivo todo este despliegue de medios en un país con tradición 0 de emprendedores. This is not America, que aquí venimos del ladrillo. ¿O es que ya da dinero el negocio del desempleo? La pregunta es cuántos puestos reales de trabajo se crean con todas esas inversiones. Yo no lo sé. Dejo email, por si hay respuesta y me tengo que comer el párrafo con patatas: elfemurdeeva@yahoo.es 

    15 responses to “Vacas, cerdos, guerras y webs

    1. Una vegada més posant en paraules pensaments que em venen al cap quan em creue amb autèntics venedors de fum, disfressats d'emprenedors, ceos, cms, coachs, i bla, bla, blas…
      moltes vegades pense que als "charlatanes 2.0" ja no els queden ni mantes, ni vaixelles per a vendre… ai, senyor!

    2. Hay un gran interés de las administraciones públicas por trasladar las responsabilidades al ciudadano. Estaría dentro de la lógica si no cobraran por ello (muy buena la referencia de EEUU), pero resulta que aquellos que insisten en que la salida a la crisis pasa por ser emprendedor son los que cobran de dinero público y no han emprendido en su vida. El Sr. Ciscar, vicepresidente de la Generalitat Valenciana, es un buen ejemplo de ello. Se le llena la boca de emprendedurismo en sus discurso hacia los jóvenes y habla de recortar el sector público. Me gustaría preguntarle en qué sector trabaja él y cuánto ha adelgazado.

    3. Empleo, lo que es empleo, poco, porque el número de "emprendedores" ya era alto en España antes de la crisis, lo que ocurre es que España tiene el más alto índice de morbilidad empresarial temprana de Europa (y probablemente del mundo)Dícese morbilidad porque nacen muchas empresas, pero desaparecen a los pocos meses (ya ni años) por falta de músculo financiero (fundamentalmente) o porque la idea no era lo suficientemente buena o la subvención tarda en llegar o no la hay.
      Llevo mal lo de tanto emprendedor y lo de que todos debamos reconvertirnos en conejos salidos de nuestra propia chistera…y sobre todo la tabarra que dan en todos sitios con ello los del pensamiento único…como, cuando dices, venimos del ladrillo y, según parece, por el ladrillo nos iremos…
      Muy buen post, como siempre…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *