Tres y un pellizquito

  • WhatsApp
  • Hola, soy Rose... Rose Nylund, la de Las Chicas de Oro.. Sí, sí, la de San Olaf. Escribo yo hoy en El Fémur. Fani... Me llamó anoche a última hora y me dijo “Por favor, cuéntales a los lectores cosas chulas de San Olaf, que yo no puedo juntar bien las letras, que me han despedido del trabajo”... Y yo le dije que escribiera ella y compartiera con vosotros lo que le pasaba, pero, oye, se puso que no, que no, que no, que la gente también tiene sus problemas y que no iba a ir ella con más agobios de cara al fin de semana... Y que os contara cosas de cuando vivía en San Olaf... Me pidió que os contara eso de cuando fui radioactiva y no se me podían acercar los hombres, o lo de cuando me rechazaron en las WAC (Women’s Army Corps) durante la Guerra de Vietnam por fallar el test de Rorschach. O que perdí el concurso de “Reina de la Mantequilla” porque se me cortó a última hora. También podría contaros que un ratón llamado Larry me salvó la vida en una ocasión. Y, y, y lo mal que lo paso cuando me siento y se me espachurran los muslos en la silla, que doblan su tamaño, y entonces Blanche hace broma y dice “oh, Díos mío, gracias por la turgencia de los míos”... O podría confesaros que hablo con los cerditos dibujados en mi cortina de baño cuando estoy un poquito depre, por mucho que Dorothy me diga que no me escuchan... Y podría contaros de aquel diciembre cuando organizamos el certamen de villancicos sólo con gallinas. Y que, en Navidad, los sanolafianos, sólo, sólo, sólo, nos regalamos cosas que hemos hecho con nuestras propias manos porque estamos convencidos de que así transmitimos todo lo bueno que sentimos por las personas a quienes hacemos los regalos.
    Ay, mi San Olaf, cuántas tardes fascinada mirando el Agujero Negro y aprendiendo que dos y dos, a veces, son tres y un pellizquito. Ay, pero es que no se me va de la cabeza esta chica... Anoche era una metralleta, no paraba de  gritar ¡¡¡¡¡Gerkonanaken, gerkónanaken, gerkónanaken!!!!! Y decía, “Rose, que me han despedido por email, Rose, después de veinticuatro años, Rose, y con una oposición aprobada, Rose, que no hay derecho, Rose, que mis mejores amigos están en la calle también, Rose”... En San Olaf, si alguien dice gerkónanaken tantas veces y dice tu nombre al final de cada frase es porque realmente está muy muy contrariado... Ah, también gritaba “LladrEROs, LladrEROs”, que es algo que se grita en valenciano a los sinvergüenzas que han expoliado y provocado la ruina de la Radiotelevisión Valenciana, yéndose de rositas y dejando a los valencianos sin un medio de comunicación a su servicio... ¿De verdad han despedido a 1200 personas?... 1200 personas son muchísimas personas para despedir así, pum, estos me sobran. En San Olaf nunca se hacen despidos colectivos, va contra la ley. Allí las personas que tienen trabajo, lo tienen hasta que encuentran otro mejor, y de ese pasan a otro mejor que ese, y así todo el tiempo. Bueno, estaría más rato en el Fémur, pero he de hacer unos Sperheoven Krispies, los snacks de media noche de origen escandinavo, quiero enviar un par de cajas, a ver si se anima Fani. Besos. Rose.

    10 responses to “Tres y un pellizquito

    1. Hoy me sale una lágrima al leer todo esto. La indignación la dejo para cuando se me pase el shock de ver a una persona tan cojonuda fuera de un sitio que está hecho para ella.

      GERKONANAKEN!!

      Si els fills de puta volaren este Nadal no es voria el sol a València.

      Be77

      1. Rose, si puedes mandale 4 cajas de Sperheoven Krispies a Fani, las va a necesitar. Verás… Ayer y antesdeayer estuve con ella y sé que está muy jodida (¿se puede decir "jodida" en San Olaf?). El miercoles, en ese "jodido" centro de formación de RTVV estuvo con su mejor sonrisa recibiendo y animando a las compañeras y compañeros de Rádio 9 que ibamos uno a uno pasando a firmar el despido injusto. Tuvo un abrazo de los de verdad para cada uno de nosotros. Pero lo peor vino ayer. Casi al mismo tiempo que recibia a los primeros que iban a firmar recibia su correo electrónico en el que le decían que estaba en la calle. Fíjate Rose, lo que más més llamó la atención fué que ni en ese momento dejó de sonreir. Su sonrisa estaba como congelada, por la comisura le asomaba la rábia y el dolor, la mezcla del dolor propio con el ajeno… peró ni aún así se le quebró. Ella sabe que és una gran professional, que se va porqué de malnacidos está el ente lleno, que esto en San Olaf no hubiera pasado. Imagino como debe sentirse y sé por experiéncia própia que sólo el afecto y el reconocimiento de los demás podrà aliviar su dolor injusto. Por eso, Rose, mándale cuantas cajas de Sperheoven Krispies puedas y ponle una notita en la que le digas que la queremos y que desde San Olaf orquestaremos la campaña de recuperación de esa Rádio y Televisión que queremos pública y de calidad.

    2. Hoy no tenía previsto escribir nada, pues ando flojo de coraje y sobrado de melancolía, pero… al leerte no puede evitar mirarte… a los ojos.
      Cuando miramos a los ojos al otro no podemos juzgarlo, (ni odiarlo o matarlo), y ello independientemente de los sentimientos genuinos o inducidos que le profesemos.
      Cuando las personas se miran a los ojos, o alguien "mira" a los ojos al "otro" se tiene una experiencia inefable, pues vemos directamente el corazon del otro en nuestra mirada y el nuestro en la suya…y siempre nos llevamos una sorpresa, bella, fascinante…
      Recuerdo tu artículo sobre los amigos. Me he acordado que cuando me reía con "mis" amigos, al desencajarseme la mandíbula (y el corazón), a veces, me corrían ríos de lágrimas incontenibles. Ahora que mis amigos se "han marchado", me pasa lo mismo cuando viajo por la "tierra" de la añoranza y me acerco a la playa del "mar" del sentido).
      Mientras te leía y oía el eco de tu rabía contraída y remota en el agujero, y me salpicaban tus lágrimas perdidas deslizándose por las paredes del agujero, trataba de buscar mi sonrisa perdida entre antiguas carcajadas y ahogados sollozos. Ya te la mando con la luna creciente, mecida en su fluído invisible y sutil.
      Lo bueno de mirar a los "ojos", es que uno se encuentra consigo mismo "viendo" a través de las lágrimas y las sonrisas del otro.
      Cuando miramos con el corazón no neceistamos contemplar nuestro agujero negro, es el agujero el que nos contempla fascinado a nosotros.
      Un cálido abrazo Fani

      Advertencia a consumidores y usurios:

      No intente hacerlo usted sólo en casa.
      Sólo es bueno, benévolo y útil en manos de personas experimentadas que no son profesionales de nada.
      No es intrumentalizable y sí muy contagioso en grupos de población supceptibles.
      Carece de eficacia para usos especulativos o de manipulación, sea para aplicación individual o masiva.
      No es posible la intoxicación, pero los efectos secundarios deben ser cuidadosamente vigilados y atendidos (con atención y paciencia)

    3. Querida Rose, querida Eva, querida amiga.

      Bien sabes que poco frecuente es para mi escribir comentarios en blogs, y añado a tu conocimiento que si lo hago es para hablar de "caca".

      Ayer salí a tomar una copa, por aquello de las despedidas navideñas, y cuando una de mis mejores amigas, y mi ilustradora de cabecera, me cogía la mano recibí un mensaje tuyo.

      "Oficial: el 30 de juny al carrer!". En ese momento bajé la mirada y en cierto modo sentí alivio. Sentí alivio porque era un cáncer avanzado que no iba a tener más solución que la diagnosticada.

      No estamos en época de milagros, pero sí de buenos deseos. Y los míos te los dejo aquí.

      Querida Rose, querida Eva, querida amiga: http://blog.robertbarber.net/2012/12/querida-rose-querida-eva-querida-amiga.html

    4. Soy un pequeño accionista de una empresa desde hace 24 años. Sus productos no siempre eran de la mejor de las calidades, pero te los mirabas con cariño, por que es nuestra empresita y da la impresión que lo hacen lo mejor que pueden.
      Pusimos la dirección de esa empresa en manos de gente que suponíamos, eran profesionales preparados. Confiamos en ellos.
      Parece que la empresa iba creciendo, por que en todos esos años, la plantilla se duplica. Será que la cosa va bien.
      http://elpais.com/diario/2011/01/31/cvalenciana/1296505078_850215.html
      Pero bueno, dicen que la deuda se multiplica por 40… igual es que no va tan bien. Pero bueno, como todos los años hacen ampliación de capital, por que todos los años los accionistas aportamos dinero…
      Pero son profesionales preparados y confiamos en ellos. ¿O no?
      Ahora resulta que echan a la calle a 1200 trabajadores.
      No lo entiendo. Si en una fábrica de azulejos del Tio Roig, echan a todos los operarios y sólo quedan los directivos… ¿Qué van a fabricar ahora? ¿Informes?
      ¿Dónde está el responsable de personal, que ha contratado a 1200 trabajadores que no hacían falta? ¿Cómo es que sólo quedan directivos?
      Si en una fábrica de azulejos del Tio Roig multiplican la deuda por 40, duplican la plantilla, cada vez producen menos azulejos y cada vez la calidad mengua… El Tio Roig se pone las botas de patear traseros y empieza a exigir a sus directivos qué están haciendo con su dinero.
      ¿Por qué no hicimos como hubiese hecho el Tio Roig?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *