Rajoy y los Lacasitos

  • WhatsApp
  • Me he tenido que currar un post de investigación. Éste. Es lo que pasa cuando un Presidente del Gobierno no da las claves para descifrar el quilombo que tienen montado en el partido y en su Gobierno. No me ha resultado fácil dar con la clave adecuada, con tantas variables: papeles de Bárcenas, caso Gürtel, financiacion irregular, contabilidad A o B... En clave arquitectónica podría entenderse algo atribuyendo al ex-tesorero el papel de dovela financiera central, a cuya derecha e izquierda habría ubicado diferentes elementos económicos con los que habría construido un tremendo arco de corrupción. Esta clave se quedaba en exceso en la forma, así que baraje la clave criptográfica por interpretar los papeles contables, pero como la policía ya dijo que los papeles de Bárcenas son los papeles de Bárcenas, la descarté de inmediato. Contemplé entonces la clave dicotómica, que sirve para identificar organismos vivos y que quizás aclarase qué tipo de organismo pluricelular político es capaz de engañar a ministros, diputados y presidentes de gobierno de una país llamado España durante veinte años. Pero tampoco la morfología de Bárcenas explicaría su ‘Total Trinque’. Buscando el rigor me fui a la clave de do para analizar la ‘cantada’ que Bárcenas se ha marcado desde Soto del Real. Imaginé el torso barceniano, cincelado a golpe de esquí, ‘echao pa'lante’ contra la reja de la cárcel, la cara entre dos barrotes, los nudillos blancos apretados a la altura de las orejas, cantando al ritmo de Nessun Dorma, ¡¡¡¡¡Rajooooy-lo-vaaas-aaa-fliiiiiiiiii-paaaaar!!!!! (esa a final con vibrato)... Tampoco me satisfizo. Me acordé entonces de un axioma de la mafia que dice que si llegas vivo a casa es que has tenido un buen día de trabajo. Y pensé cuántos miembros del PP habrían sudando tinta esta semana por si Bárcenas arrancaba más páginas de la libreta de cuentas y se las daba a Pedro J., y volvían políticamente muertos a casa. Ya cuando tenía El Padrino en ristre buscando paralelismos en clave de mafia entre personajes y ‘populares’ se me ocurrió googlear sobre el tema y el ABC me redondeó el párrafo. “Mafia no es sólo disparar en la calle y matar a un adversario político. Es un comportamiento mafioso también, como se hace ahora, condicionar la economía, las finanzas y la política. Y para ello utilizan todos los mecanismos posibles, incluidos los del soborno a políticos, funcionarios, empresarios o fuerzas del orden, sin descarar las amenazas o la violencia cuando la consideran necesaria”. Ei, me entró sudor frío por la nuca leyendo la entrevista al fiscal de Roma, Giancarlo Capaldo. Mira como sería el yuyu que me salió un patriótico: “¡Esto no puede pasar en mi país!”, como si acabase de salvar al soldado Ryan y estuviese dándole de beber agua con la marmita de la cantimplora entre mis pechos. Y ahí ya fue cuando, agotada tras desmigarme las entendederas clave a clave, sin encontrar la que me diese satisfacción total, caí en la cuenta de que el caso Bárcenas, el caso Gürtel, las cuentas del PP, y hasta la Ley Wert, únicamente podía ser descifradas de una manera: en clave de Lacasitos (ei, no te rías, que es un post de investigación). En las cuentas del PP filtradas esta semana figuraba una factura de 70 Kg. de Lacasitos por un importe de 808,11 euros para el PP de Aragón. ¡Setenta kilos de Lacasitos!... Seventy kilos of Lacasitos!!!... Primera y principal: ¿eran Lacasitos, Lacasitos, o eran Lacasitos que NO eran Lacasitos sino pastillas redonditas de sustancias alucinógenas como las que triunfaban en la Ruta del Bakalao de Valencia y que parecían Lacasitos pero que no eran Lacasitos?... ¿Cómo no se va a montar la de Dios es Cristo en un partido que consume los Lacasitos por kilos?... ¿Y cómo no ha caído el juez Ruz en esto por el amor de Dios?... ¿Hay también Lacasitos en los papeles de Bárcenas?...Y otra cosa, ¿esos Lacasitos quién los paga?... ¿El partido?... ¿Ese cuyas cuentas nadan en transparencia y legalidad?... No me extraña que el PP blinde a Rajoy para que no comparezca en el Congreso, la sola posibilidad de verlo en la tribuna pronunciando la palabra Lacasitos merecería la moción de censura en el acto. Ay, las chuches, que caras les están saliendo. De vetos y padrinos :-( Ole, la transparencia Los chuches Sesión DJ Hektor, Rememeber 90 Uh, ah... Chiquitan, que tumban, bang...

    11 responses to “Rajoy y los Lacasitos

    1. Tenia la esperanza que lo de los lacasitos fuera un bulo como lo de los ponys. ¿70kgs? ¿Lacasitos? ¿¡Lacasitos!? ¿LACASITOS? Me he quedado atrapada en la palabra lacasitos… Es casi más absurdo que la mato y sus facturas en confeti…

    2. Toda la semana apostando, para mis adentros, sobre el tema que tratarías en el femur… poque mira que habia material. Me has dejado, como siempre "bocabadà"
      El tema está bordado, como no podía ser de otra manera, tratado desde todos los puntos de vista: multidisciplinar-como se dice ahora- completo y exhaustivo. Pero tengo una duda… seguro que son lacasitos? los LACASITOS de toda la vida? Esto sólo tiene una explicación posible, y es que el pony sea el pony de la Barbie y se alimente de LACASITOS.
      Normal que los del PP no quieran que Rajoy explique lo de los lacashitos ni en el congreso ni en el plasma.
      Sería taaaannnnn bochornosho

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *