Políticos reversibles

  • WhatsApp
  • Además del buitre, el quebrantahuesos y el alimoche, puede observarse en nuestro país un espécimen político propio de latitudes en crisis: el político reversible. Es una especie de político sapienforme, de la familia de los políticos de toda la vida de Dios, cuya envergadura supera con creces el tamaño del águila imperial y que dispone de una doble piel reversible que lo hace único entre los especímenes políticos. El político reversible es capaz de poblar la Península Ibérica en cualquier época del año, pero su presencia es más destacada en periodos electorales. Es una especie que llega a su máximo desarrollo una vez alcanzado el poder y que construye un hábitat cuatrienal en las Cortes, dónde entra en celo parlamentario si logra anidar en la bancada azul. El político reversible está perfectamente preparado para cualquier clima adverso social, económico o cultural gracias a su extraordinaria doblez de piel. Esta piel reversible, desarrollada en periodo pre-electoral, lo capacita para actuar metido en una o en otra frente a los acontecimientos y en perfecta sintonía con el flujo del poder. Podría afirmarse que estamos ante una de las especies más preparadas para vivir una legislatura tras otra sin dejarse la piel ya que siempre tendrá otra.
    Políticos reversibles pueblan derecha e izquierda de cualquier arco parlamentario y cronológico. Llegaron a la Península por Santiago con especímenes notabilísimos de ejemplares que jalonaron con igual éxito una dictadura que una democracia. En la meseta los hubo que defendía la lucha obrera con el mismo entusiasmo que cargaron 82.000 euros al erario público para su retrato en un país al 25% de paro y hundido en bonos basura. Y también existen ejemplares majestuosos, gallardos, que han habitado alcaldías progresistas con el mismo esplendor con el que anidan un ministerio retrógrado. Y está el caso espectacular de especímenes que defendían con igual firmeza, convencimiento y credibilidad sus posturas como tertuliano radiofónico, plural, y majete, que como ministro justifican los recortes que acabarán diezmando la enseñanza pública. 

    6 responses to “Políticos reversibles

    1. Como siempre Fani, de altura tu análisis corrosivo de la realidad, pero en este caso encuentro en falta una pequeña mención a algunos pocos políticos que si són de una pieza, me consta. Gracias y un beso ;))

    2. Leyéndolo con la entonación del maestro Félix Rodríguez de la Fuente se capta estupendamente el sentido de esta especie ¡Vaya fauna! Primera vez que cae en mi TL tu blog. Me ha gustado. Gracias

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *