#modoExpolio

  • WhatsApp
  • Erase una vez que el Papa vino a Valencia para hacer oír su voz como cabeza de la Iglesia Católica Apostólica y Romana (¡¡Herrmanossss!!). Pero resulta que la voz papaaaal (#modoChiquito) no se podía oir como Dios manda sin tecnología punta y por ello el Arzobispado de Valencia (#todoporelPapa), la Generalitat (#todoporlaPasta), el Ayuntamiento (#todoporRita) y la Diputación Provincial (#nocoment), reunidos en comunión, digo, en Fundación, se propusieron poner todos los médios técnicos y sobrehumanos para que la Pastoral vaticana llegase allende la Albufera. Pero, pero, pero, ya que iba a tirarse de fondo de armario para venir (#modoPradaShoes) se buscó una empresa para emitir la oratoria y la imagen del Santo Padre, que a pesar de mostrarse como dos elementos inconexos confluían en el mismo pontificado predicando pobreza y exhibiendo riqueza. Bueno, pues, la Fundación eligió a la televisión pública de tod@s los valencian@s (risa o llanto, según nivel de rabia) para darle en exclusiva la retransmisión de la señal institucional del granevento al mundo mundial. Y dijeron a la televisión de los valencianos y valencianas: “tomad y bebed todos de él” (sonido de trueno)... Y Roma locuta, causa finita: allá que se fue la televisión pública a tomar y a beber de todo aquello. El elegido fue Pedrooooooooo (#modoPenelopeCruz) García, el Director General, elegido a su vez por la gracia de Camps, que postrose in nomine Paco (Camps) ante los "enviados", y otros amiguitos que también jugaban a los grandeseventos, y firmó (#modohomofaber) tooooodos los contratos sin saber en qué casilla ponía la equis.
    Y fue así que uniose el poder religioso, el político y el mediático en la fe económica (oremus) y creose un magma empresarial todopoderoso e insondable de cuyo vientre salió, entre otros gananciales, la adjudicataria de las homilías: una empresa de extensa tradición en el mundo del ladrillo pero de nula experiencia en el sector del sonido e imagen (amen). Pero daba tooooodo igual porque, porque, porque, la multiplicación de los panes y de los peces había comenzado. Donde no había milagros lo mejor era fingirlos, así que se adjudicaron a dicha empresa constructora 7,4 millones de euros, presupuesto lo suficientemente holgado y generoso como para que subcontratase otra empresa con experiencia en imagen y sonido por 3,2 millones y que hiciese el trabajo por ella. Y consumatum est el negocio. Retransmitiose para todo el mundo la Pastoral y expoliose la televisión pública de tod@s l@s valencian@s. Y colorín colorado, este post se ha terminado :-(

    2 responses to “#modoExpolio

    1. Es una verdadera verguenza. Tendrían que estar todos en la carcel, pero en vez de eso, absuelven a Camps y encima le devuelven el titulo honorifico de Venerable. Verguenza, indignación y rabia. Y seguimos sin alzarnos, sin hacer nada, somos como los invitados de piedra al banquete de la corrupcion y "eltodosevale", ellos roban, gastan y adjudican y nosotros seguimos dandoles nuestro voto para que ellos sigan robando y expoliando. Creo que somos nosotros mas culpables que elos ¿no te parece?.

      Un abrazo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *