Hasta que te pase a ti…

Hasta que te pase a tí, en El Fémur de Eva de Fani Grande.
  • WhatsApp
  •  

     

    The Newsroom
    Oh Shenandoah
    Me violaron, Don... Fui a una de esas fiestas de noche... Bebí mucho tequila, tome coca, y más... Había de todo, me lo bebí todo... Acabé vomitando en un baño y me quedé inconsciente... Lo siguiente que recuerdo es que unos chicos me ayudaron a levantarme y que me llevaron a una habitación, y dijeron que necesitaba tumbarme... Entonces me quitaron la ropa y, por turnos, me violaron.” Es sólo un pedacito del capítulo 5 de la última temporada de The Newsroom, Oh Shenandoah. Don Keefer, el productor ejecutivo del programa, intenta convencer a Mery para que no vaya a la televisión a contar su historia argumentando que, no es que no la creyese, pero que se sentía "moralmente obligado a creer en la inocencia del violador hasta que se demostrara lo contrario”. Mary, una estudiante de Pricenton que ha lanzado una Web donde denunciar, de manera anónima, las violaciones sufridas por las estudiantes en el campus, tiene la firme intención de asistir y confrontarse públicamente con su agresor, que afirma que el sexo fue consentido. “¿Sabes qué consejo me dan?... Di que tienes novio. Lleva un anillo de prometida... Se supone que debo protegerme de un hombre fingiendo que soy la propiedad de otro hombre.” Aaron Sorking recibió críticas por cómo contó esta trama y hasta una de las guionistas de la serie discrepó en Twitter por el enfoque dado al tema (aquí lo explica, no he encontrado los tuits originales)
     
    Andrew Burton/Getty 
    Carry That Weigh
    Emma Sulkowicz cargó con un colchón de casi 23 kilos desde septiembre de 2014 a mayo de 2015, cuando se graduó en la Universidad de Columbia. Era el mismo colchón en el que ella dormía en el Campus donde estudiaba artes visuales, el mismo colchón en el que afirmaba haber sido violada en 2012 por un compañero que, con tres denuncias más, seguía encontrándose por la Universidad como si nada hubiese sucedido. “Fui violada en mi propia cama. Desde ese momento, se ha convertido en algo pesado para mí y siento que he cargado el peso de lo que pasó allí conmigo a todos lugares”. Emma decidió cargar con el colchón cada día hasta su graduación o hasta la expulsión de su presunto agresor; algo que no sucedió puesto que  había sido declarado inocente en 2013 alegando que la relación sexual había sido consentida. La acción llevada a cabo por Emma tuvo una gran repercusión mediática, ella misma escribió al diario The New York Times y a la revista Times detallando todo lo sucedido y afirmando que: “La Universidad de Columbia alberga a violadores en serie en el campus. Fui violada por un compañero de clase el primer día de mi segundo año como estudiante. No lo reporté al principio porque no podía lidiar con ese trauma emocional. Cuando lo logré, fue en vano, porque las autoridades decidieron que Paul era inocente, y cada día tengo miedo de dejar mi habitación”. Finalmente, Emma convirtió su denuncia en su tesis, un proyecto que llamó: Carry That Weigh, conocido también como Mattress Girl.
     
    The hunting ground
    Esta semana se ha podido ver en la Facultad de Física, en la de Economía, en la de Derecho y en algún que otro espacio más de la Universitat de Barcelona, The hunting ground, un documental de Kirby Dick que, según FilmAffinity: “Relata los frecuentes pero poco conocidos casos de violaciones a estudiantes en los campus universitarios, unos terribles hechos que en muchos casos son silenciados u ocultados incluso por las propias autoridades de las universidades, ante el posible desprestigio y perjuicio económico que el acoso sexual y sobre todo las violaciones a jóvenes conllevan para la imagen de la institución donde se produce”. No lo he visto, sólo he visto trozos sueltos como estos, si haces clic y clic. Trozos durísimos de la vida de demasiadas mujeres explicando cómo fueron violadas y cómo nadie las creía y cómo aún siguen preguntándose qué hicieron mal (igual que en La Guerra Invisible sobre las numerosas violaciones en el ejercito de EEUU). El documental ha recibido numerosos premios y críticas excelentes, y, también, ha sido cuestionado por alguna Universidad. El tema musical, Til it happens to you, que Lady Gaga interpretó en la pasada ceremonia de los Oscars, acompañada de víctimas reales de violaciones, puso al público de pie de manera incontestable y sirvió como reconocimiento para muchas personas.
     
    Breaking the Silence at Spanish Universities
    Una de cada cinco estudiantes en EEUU es víctima de abusos sexuales...  ¿Y aquí?... Breaking the Silence at Spanish Universities es un estudio publicado en enero de 2016 sobre la violencia contra las mujeres dentro de los campus universitarios en España y que han llevado a cabo: Rosa Valls y Lidia Puigvert, de la Universitat de Barcelona, Patricia Melgar, de la Universitat de Girona, y Carmen García-Yeste, de la Universitat Rovira i Virgili, de Tarragona. Un trabajo que empezó a articularse en 2008 en el Colegio de España en París, con la investigadora Olga Serradell, también de CREA y siendo director de dicho centro el fundador del Instituto de DDHH de Valencia, Javier de Lucas. El texto empieza con un: “Este artículo presenta datos cuantitativos sobre la violencia contra las mujeres en las universidades españolas”, y termina con: “En general, los resultados indican que la violencia contra las mujeres en las universidades españolas comparten algunas características con la violencia que se produce en universidades de otros países”. He encontrado en castellano este PDF de la profesoras Rosa Valls, haz clic, punto de partida del actual trabajo publicado sólo en inglés. Aún no lo he terminado de leer y ya sé que se me ha abierto otra ‘trama’ en la realidad que ignoraba... A veces no es que miremos hacia otro lado, es que no sabemos que tenemos que mirar hacía determinados lugares. En el muro de Facebook de la Red Solidaria de Víctimas de Violencia de Género en las Universidades (Observatorio de la Violencia) tienes información, por si quieres adentrarte por esta ‘abertura’ por la que me voy a meter un rato más, que no se puede no saber cuando ya sabes.
     
     
     

    One response to “Hasta que te pase a ti…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *