Fearless *

  • WhatsApp
  • ¿Alguna vez has apartado la vista de la pantalla de televisión durante un informativo porque las imágenes te resultaban dolorosas?... ¿Te has preguntado en algún momento cómo han llegado hasta tu tele, ordenador, tablet o móvil?... Ese gesto instintivo que haces de girar la cabeza o cerrar los ojos jamás lo hará un buen cámara de televisión porque sabe que adiós plano si se deja conmover por el momento. Luego, si acaso, una vez captadas las imágenes para una posterior emisión, dejará con muchísimo cuidado la cámara en el suelo o la anclará al trípode, y quizás entonces se agache en cuclillas a respirar, o se siente en un bordillo a ver qué hace con sus emociones. Y según esté en un lugar o en otro, dependiendo de la naturaleza del trabajo (conflicto bélico, tiroteo, manifestación, accidente de tráfico, homicidio, levantamiento de cadáver...), tendrá tres minutos o ninguno para resolverse porque habrá que seguir trabajando. Es muy cierto que no hay periodismo sin periodistas, y además que sin el trabajo de los periodistas las sociedades son menos libres. Pero es igualmente cierto que sin imágenes no hay noticia cuando hablamos de medios de información audiovisuales. Y los periodistas saben que el resultado final de su trabajo está estrechamente ligado al del cámara. Sin embargo, de los profesionales que están detrás de ellas no sabemos casi nada a pesar de consumir a diario sus imágenes.
    En 2009, transcendió por unos días a la opinión pública el nombre de Marcos Macarro, cámara entonces de Canal Plus, que siguió grabando impávido cuando un toro de lidia saltó del ruedo y, literalmente, lo embistió en la barrera. Con anterioridad, y lamentablemente, habíamos llorado a José Couso, el cámara de Tele 5 que en 2003 ‘perdió’ la vida en el Hotel Palestina de Irak, y por quien su familia sigue reclamando justicia. En mayo de 2000, sacudió los medios la muerte en una emboscada guerrillera en Sierra Leona de Miguel Gil Moreno, cámara de televisión freelance, de Associated Press, ganador del premio Rory Peck, entre otros. En 1992, un francotirador hirió gravemente a la neozelandesa Margareth Moth, cámara de la CNN, y una leyenda para la profesión. Christian Amanpour dijo que era la persona más comprometida que conocía, algo que quedó de manifiesto cuando volvió a Sarajevo, doce operaciones de reconstrucción de mandíbula después, para seguir trabajando. El cáncer fue lo único que consiguió hacer soltar la cámara a Margareth en 2010. Sólo son algunos nombres de buenos profesionales.
    Los que seguís el blog sabéis que en RTVV se está perpetrando el mayor ERE de la Comunidad Valenciana (1200 a la calle). Hoy he querido sacar de detrás de las cámaras el trabajo de los 127 profesionales que van a despedir (hay 130) y que llevan más de veinte años siendo “los ojos” de los valencianos. Se van a la calle, por mucho que repita el Gobierno que la Reforma Laboral “está dando sus frutos”, y afirme Rajoy que “los ERE ya no son de extinción de empleo”. Se quedan sin trabajo, con una oposición aprobada y algunos habiendo sido galardonados por sus trabajos en la misma RTVV. Contratarán a otros a mitad de precio, faltaría más. Otros que no habrán arriesgado sus vidas desarrollando su trabajo en la guerra de Somalia, ni en la de Kosovo, ni la Bosnia, ni en Sarajevo, ni Afganistán, ni en Irak, ni en el Golfo, Ruanda, Albania, Isarel, Palestina... Ni en la Tomatina de Bunyol, ni en la Cremà de la Falla, ni en la pantanda de Tous... Y ese bagaje, aunque no lo parezca, se notará a la hora de seleccionar el encuadre. Hace meses que se saben fuera y siguen haciendo su trabajo cada día. Y he pensado que, por si acaso a la Dirección se le olvida darles las gracias al despedirlos, ocupados como están en añadir daño al dolor del ERE, sirva este post como tributo a sus años de trabajo en Radiotelevisión Valenciana.
    (*) Fearless El documental de la CNN sobre la vida de Margareth Moth Hotel Palestina  El documental sobre la muerte de José Couso Miguel Gil Vídeo sobre su trabajo

    40 responses to “Fearless *

    1. Querida Fani, ya sabes que no soy periodista, "sólo un aprendiz de la vida, que busca la verdad" y gracias a gente como describes en tu escrito, recordando a tantos profesionales como la copa de un pino, no tengo más remedio que sumarme al homenaje que haces a todos (te incluyo a ti, por supuesto).
      Este gobierno de imbéciles e ineptos (no hace más daño porque no puede), pero su 'neomierda' algún día les caerá, aunque les pillen en un 'spa'.Sinvergüenzas.
      Un abrazo.

    2. Siempre he pensado que los cámaras están hechos de otra pasta.Estudié Comunicación Audiovisual y muchas veces me planteé esas situaciones.Creo que el periodismo es más necesario que nunca,gráfico o escrito.Es una pena los ERES que asolan la profesión como en tantos otros sectores que sólo traerá una merma de la calidad,en este caso informativa.
      Me ha gustado tu post.
      Saludos.
      @GotasDeEntropia

    3. No soy profesional de la comunicación, pero ellos tienen toda mi admiración. Por eso me enfrento a los que dicen que el periodismo va a menos: siempre necesitaremos gente que esté allí y nos cuente lo que pasa.
      Me ha conmovido mucho el primer párrafo, no sabemos mucho de esas personas al otro lado de la imagen, pero son tan humanos como los que aparecen. Gracias por humanizarlos tanto.
      La reforma laboral es una vergüenza, pero mientras no lo hagamos ver más activamente nos quitarán hasta lo bailao. Mi apoyo a los del ERE de RTVV.
      Un saludo Fani!
      http://laleydelaveleta.blogspot.com.es/

    4. hola fani,yo fui camara en rtvv y entre muy jovencito. y sirva tambien mi homenaje a todos esos camaras en los que me fije para perfeccionar mi trabajo!!!! he estado en varias televisiones y actualmente en tve,y en canal 9 hay camaras que no tienen nada que envidiar a otras!!!
      ánimo a todos ellos!!!

      1. Hola, Fernando, espero que guardes buen recuerdo de tu paso por Canal 9…. No puedo estar más de acuerdo contigo respecto al nivelazo de los cámaras… Premios de fotografía en cine, premios de documental, premios de guión… Si hasta hay una poeta con libros publicados y todo!!! Un abrazo 😉

    5. Gracias por acordarte de la gente que estamos detrás de las cámaras. Yo soy de una privada, no de RTVV, pero también nos toca sufrir las tropelías de las empresas audiovisuales, que están aprovechando la crisis para darnos por todos lados.

      Os invito a visitar mi blog, en el que hablo precisamente de nuestro oficio de cámara:
      www grabadoenmiretina.blogspot.com

    6. Yo, que sí se mucho de los compañeros de los que hablas, no puedo olvidar el viaje a Egipto, en plena revuelta, cuando golpearon al cámara por no dejar de grabar, por no soltar su "arma" de trabajo. La misma persona que no perdió la calma, que me dio la mano de vuelta al Hotel, con las cintas escondidas para salvar las imágenes. Y sé que todos esos profesionales que se verán en la calle, me hubieran dado la mano aquel día, del mismo modo. Todo mi respeto y mi admiración para ellos.

      Un abrazo Fani

    7. Maravillosa y necesaria reflexión. Los operadores de cámara son los auténticos escritores de nuestra historia reciente. Saber elegir el sitio adecuado, la escala apropiada, la composición, la luz, el movimiento. Eso es narrar, y con su trabajo se escribe la historia. Hablar de la enorme calidad humana y profesional de la inmensa mayoría de los operadores de cámara que van a ser despedidos en RTVV, es hablar de un colectivo al que la sociedad le debe mucho más de lo que cree.
      Como bien dices, su necesidad de convertirnos en testigos de la actualidad, les obliga a veces a distanciarse para concentrarse en su valioso trabajo. Otras veces saben sumergirse en los ambientes y fundirse con las personas para retratar situaciones difíciles de describir si no disponemos de la imagen.
      Emocionante trabajo, que conjuga la objetividad con la creatividad, la belleza con el mensaje.

    8. Muy poco que añadir a tanta verdad. Solo una reflexión: el ERE es un instrumento encaminado a salvar a las empresas con pérdidas en aras a que su futura rentabilidad las saque del agujero en que se encuentran, hasta aquí todo claro ¿no?; pues bien, no hay empresa que pueda ser rentable sin un capital humano formado y profesional. Hablas de 127 de los 130, también de que serán sustituidos por otros más jóvenes (a nadie se nos escapa que a través de empresas externas ¿más baratos?), pero yo me pregunto: ¿de quién van a aprender? ¿cómo una empresa puede funcionar sin profesionales formados y solventes? Estos señores no son gestores, están jugando al monopoly como si en su casa con sus amigos estuvieran. ¿Alguien puede pensar que una empresa privada se pueda deshacer de un plumazo de todos sus trabajadores más formados y rentables y seguir produciendo como si nada? Es evidente que manejando "de nuevo" dinero público con esta descarada ausencia de responsabilidad, es fácil "jugar" a ser gestores. Aquellos que abogan por "el mercado", deberían estar en él con todas sus reglas, y estos aprendices de nada que dirigen la RTVV deberían estar en la cola del paro desde hace mucho tiempo, pero no… siguen jugando en casa del señor Fabra como si la realidad no fuera con ellos.

    9. “Juntapalabras” y “cazadores” de imágenes, amistosamente a pesar del dicho de “una imagen vale más que mil palabras”. Puede ser que el “valor” práctico de una imagen o unas palabras difiera cuantitativamente o en términos de impacto, pero la textura aterciopelada y cálida (como la de nuestra anfitriona) de la fibra cardiaca de sus creadores o artífices, seguro es similar.
      Videntes y profetas, testigos implicados y comprometidos, que nos “proyectan” y “recuerdan” el juego de luces y sombras de nuestro tiempo y nuestro mundo.
      ¿Qué sería de nuestra conciencia sin sus ojos y su voz?
      Ciegos y sordos, al poco perderíamos el olfato y el gusto, nos transmiten el “aroma” y el “sabor” de esta era de contrastes. Nuestro corazón se sumiría en un estado letárgico, sin fuerza, sin esperanza, sin “tacto”.
      Larga vida (cuando menos en la memoria) a estos “heraldos” insumisos, que no combaten en ninguna trinchera y están en todos los frentes y retaguardias.
      Sin ellos estamos perdidos frente al “eterno dragón, devorador de todo lo que huela a libertad, amor o belleza. Esa fiera que se alimenta del corazón mismo de los hombres y se manifiesta en el horror, en la dominación y en la infame violencia de la tiranía. Ese dragón que construye muros, fortalezas, fosos y prisiones. Ese engendro que carga de cadenas a los enamorados de la belleza, a los luchadores por la libertad y a los buscadores de sentido. Ese monstruo que no viene de lejos, ni de fuera, sino de nuestro propio interior y termina por apoderarse de todo y de todos, agazapado tras el disfraz de la “verdadera” ciencia, religión o causa, y así imponer lo que es correcto pensar, sentir o expresar. Lo que viene luego es de sobra conocido, no hay más que mirar la historia, la pasada y la reciente”.
      Necesitamos testigos del presente que proclamen el engaño y la estafa de un futuro de ilusiones y creencias estériles mil veces más rígidas que el yugo con que se embridaba a los bueyes.

    10. "añadir daño al dolor" Sé qué es eso. Con la rentabilidad como arma, todas las transiciones profesionales neoliberales, lo que llaman ERE, llevan el sello del dolor. No es que quieran únicamente salvar la empresa, esa es la excusa. Quieren destruir el oficio y toda su esencia. Cualquier rastro humano debe ser destruido. La frialdad en la ejecución. La ausencia de reconocimiento por tu trabajo y tu dedicación. La muerte, en definitiva, de toda la experiencia adquirida y de la más pequeña anécdota humana que puedan circular por los pasillos. Así de inhumano y cruel es el neoliberalismo. Destructor con saña. Ignorante. Esencialmente tosco. Sólo el neoliberalismo es capaz de "añadir daño al dolor"

    11. Soy reportero gráfico de TV. Agradezco el recuerdo, pero no puedo estar más en desacuerdo con esa distinción que haces entre periodistas y cámaras. Un cámara, como mal y vulgarmente se nos conoce, es tan periodista como un redactor, y a su vez, como un fotógrafo de prensa. Al decir que no existe periodismo sin periodistas, no debe hacerse una mención aparte a los gráficos con el ánimo de incluirlos. Cambia el lenguaje, no el oficio. Y más en TV. No existe periodismo televisivo sin imágenes. Llevo casi 20 años explicando lo mismo.

      Un saludo.

    12. Lo peor de todo (llevo en el periodismo 30 años) es que antes había periodismo pero desde que se metieron los poderes económicos en el negocio… es pura propaganda de sus intereses. Un pena, el periodismo no existe

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *