El Olimpo de Rita

  • WhatsApp
  • La Alcaldesa de Valencia soltó hace unos días que “un bolso de Vuitton es un regalo habitual” mientras se pasaba los 641,40 del salario mínimo interprofesional por un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme (el bolso pica 800 euracos) La elocución, que en sí misma es toda una comparecencia viniendo de Rita, resulta impecable desde el punto de vista sintáctico pero demoledora desde el punto de vista semántico ya que la frase predica con sólo un sustantivo y un adjetivo de cantidad un modus operandi que la clase política valenciana ha elevado a categoría de modus vivendi desde hace años.
    Adjetivar “habitual” a “regalo” es realmente un cóctel molotov gramatical que la Alcaldesa lleva de la mano y que puede estallarle en cualquier momento. Si hubiese dicho que llevaba el bolso de Vuitton porque le daba la gana no se me hubiese irritado la amígdala, pero me ha impactado tanto la brutal normalidad con la que ha dicho lo que ha dicho, que me he acordado de la Primera Rapsodia de la Odisea, cuando está Zeus amontonando las nubes y escuchando a Atenea y le dice aquello de: “¡Hija mía! ¡Qué palabras se te escaparon del cerco de los dientes!”. Pues eso.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *