El “niño dormido” de Rajoy

marruecos
  • WhatsApp
  • En

    las sociedades árabes y bereberes del Magreb todavía existe la idea de que el periodo de gestación puede alargarse el tiempo necesario para que el nacimiento del bebé no resulte un problema para la madre. Se trata de una práctica con cierto respaldo jurídico por la cual, el feto, ‘se duerme’ en el útero materno permaneciendo allí si la madre ha enviudado y tiene que esperar antes de contraer matrimonio de nuevo; o si el marido ha emigrado lejos en busca de sustento y la mujer quiere esperar el regreso. O si ha existido una relación extramatrimonial y se argumenta que el bebé fue concebido dentro del matrimonio (Amina Lawal se salvó de la lapidación al aceptarse el argumento de la defensa de que el feto podría haber estado ‘dormido’ varios años y que podía haberse concebido cuando estaba casada). En cualquier caso, el raqed, una “técnica de empoderamiento femenino de la Sharia”, es una idea bastante compleja: “Los llamados ‘fetos’, ‘bebes’ o ‘niños’ dormidos (al-raqui, en singular y en árabe clásico) son fetos cuyo desarrollo en el vientre materno ha sido pausado o detenido bien por causas ‘naturales’ o de forma ‘intencional’. Los fetos se ‘duermen’ por un tiempo indefinido, y pueden ‘despertar’ y continuar su desarrollo normal hasta el parto o el nacimiento”, explica la escritora e historiadora Araceli González Vázquez en un magnífico artículo con el que he topado (haz clic) buscando información sobre un tema que me descubrió hace tiempo la película “L’enfant endormi”. Una de esas películas que te dejan con una idea colgando en la cabeza como una percha vacía y oscilante en un armario, y de la que no te puedes olvidar hasta que le pones algo de peso y para de moverse. 
     
     
    El ‘peso’ me lo he encontrado cuando he leído que los informes preceptivos sobre el proyecto de reforma de la ley del aborto de Gallardón, que está esperando el Gobierno para remitirlo a las Cortes, volvían a retrasarse, supuestamente, por causas ‘no naturales’. Según contaba Fernando Garea esta semana, una de las dos propuestas de informes necesarios que tendría que haber emitido ya el Consejo General del Poder Judicial no está ni se le espera de momento. Y casualmente, la que falta, corresponde a la ponente del sector más conservador (la propuesta de la ponente del sector progresista, crítica con la ley, ya está terminada). Supuestamente, todo supuestamente, claro, “el Gobierno y el PP tienen especial interés en que el asunto del aborto quede fuera de la precampaña y la campaña de las elecciones europeas”. Por eso habrán puesto a ‘dormir’ la polémica ley del aborto de Gallardón, alargándole la ‘gestación’ al ‘feto’ hasta que el ‘parto’ no ponga en peligro a Mariano Rajoy, que será, al fin y al cabo, el ‘padre’ de la ley, pues él la ratificará con su firma si se aprueba. Hace tiempo se conoció en televisión un caso de raqed fosilizado en una anciana, el feto había permanecido casi veinte años ‘dormido’, y nunca llego a ‘despertarse’. Pues eso.
     

    Begoña Olavide & Mudéjar, "Romances del Magreb"

    Percusión bereber

    Notas musicales de Marruecos:-)  

    3 responses to “El “niño dormido” de Rajoy

    1. Lo que yo no acabo de entender es como una sociedad como la nuestra, me refiero a Hispania, haya avanzado tanto y en menos de un lustro haya retrocedido mas alla del punto de partida de la "era democratica": todo fue mentira? O se creo una ilusion y se dejaron intactas las "herramientas" para desmontarlo todo? Como es posible que las clases "vivas" sean llevadas en retroceso como ovejas mansas? QUE ESTAN ECHANDOLE AL AGUA???

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *