El melón de Aznar

  • WhatsApp
  • “Yo soy el milagro”. José María Aznar, en entrevista a The Wall Street Journal. La ecolocación es la técnica que utilizan algunos animales para orientarse en su medio. Consiste en emitir sonidos en ráfagas y medir el tiempo transcurrido desde la emisión de las ondas acústicas y la recepción del impacto de éstas contra un objeto. En los cetáceos, el sonido emitido puede ser de gama de alta y baja frecuencia y el análisis de su eco permite al animal saber a qué distancia se encuentra del obstáculo en cuestión, e incluso el tamaño del mismo. De esta manera consiguen nadar en los océanos los delfines, las belugas, las orcas, los cachalotes, las marsopas, y en el aire los murciélagos. En la riqueza del reino animal se da el caso de aves como el guácharo, el vencejos y la salgana papú dotados igualmente de esta especie de sonar activo para surcar los aires sin colisionar con otros pajaritos. Estudios recientes habían investigado de la capacidad de ecolocación en humanos, pero no existían fundamentos científicos suficientemente contrastados... Hasta el pasado martes, veintiuno de mayo de dos mil trece, cuando dos coma dos millones de españoles comprobaron en directo la existencia del primer humano que ha desarrollado esta extraordinaria capacidad: José María Aznar. Durante el tiempo alejado del Gobierno, Aznar ha llegado a desarrollar el melón, un sofisticado órgano de textura lípida que se encuentra en la frente de la mayoría de los odontocentos (ballenas con dientes), y que obra el milagro de la ecolocación. ¿Quién le iba a decir a Aznar que compartiría fisiología con la beluga?... Pues así es. Durante los treinta y seis minutos que duró la entrevista en Antena 3 TV, el ex presidente del Gobierno surcó el medio televisivo emitiendo respuestas de alta y de baja frecuencia cuyos ecos inmediatos iba analizando gracias a Marhuenda (eco-con-babas), Victoria Prego y una incisiva Gloria Lomana, que fue a la vez el ‘eco’ de los internautas. “Ni devengué, ni percibí ninguna otra retribución”… “Eso se terminó exactamente el mismo día cuando llegué al Palacio de la Moncloa”… “¿Cómo se puede decir que se han recibido regalos de una trama criminal y delictiva?”...“Hay que ofrecer a los españoles un horizonte de esperanza y no una lánguida resignación”… “Hay que bajar los impuestos”… “El PSOE está desapareciendo”… “Le pido a mi partido que actúe”… “Cumpliré con mi responsabilidad, con mi conciencia, con mi partido y con mi país, con todas sus consecuencias, y no tenga usted ninguna duda de ello”… Los ecos más inmediatos le orientaron en el plató, pero serán los ecos que le habrán llegado desde entonces por parte del Gobierno y de sus compañeros de partido los que lo habrán situado por completo en la realidad. Él sabrá como interpretarlos para no estamparse contra otros pájaros en el viaje que ha emprendido. La entrevista íntegra   La comunicación no verbal de José María Aznar en Antena 3 TV  ¿Quién te ha dicho a ti, lo que yo....? Aznar en su aznaridad  Diez años del "Trío de las Azores"  No a la guerra

    5 responses to “El melón de Aznar

    1. hay gente que esta encantada de haberse conocido, y no puede soportar pasar sin recordárnoslo… ara, això si, espere que la gent aprenga una miqueta a alfarrasar a l'hora de comprar melons! 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *